Según la ISO 14040, el análisis de ciclo de vida o ACV es una recopilación y evaluación de las entradas, las salidas y los impactos ambientales potenciales de un sistema del producto a través de su ciclo de vida.

Un estudio sobre el análisis de ciclo de vida de un producto comienza en el estudio de las entradas, como son las materias primas y la energía. Se estudia todas las fases necesarias para la elaboración del producto hasta el fin de su vida útil. Estas son: la obtención de materias primas, la producción, la distribución, el uso y el fin de vida.ACV

Estas fases producen unas salidas hacia el medio ambiente, por ejemplo podemos enumerar: las emisiones atmosféricas, las emisiones acústicas, las aguas residuales, los residuos, los subproductos, y los diferentes vertidos.

Estas salidas producen diferentes impactos ambientales que se pueden medir y evaluar como son: el calentamiento global, la destrucción de la capa de ozono, la acidificación, y la eutrofización.

Actualmente, los ACV se pueden abordar desde tres puntos de vista:

    • ACV de la cuna a la puerta de la fabrica (from cradle to gate): estudia únicamente las fases de extracción de materias primas, transporte a fabrica y producción.
    • ACV de la cuna a la tumba (from cradle to grave): examina todas las etapas del ciclo de vida del producto desde la obtención de las materias primas hasta la gestión de los residuos al finalizar su vida útil.
    • ACV de la cuna a la cuna (from cradle to cradle): al igual que en el caso anterior, analiza todas las fases del ciclo de vida del producto, y además incluye la gestión de los residuos al final de la vida y su reutilización como materia prima que reinicia el ciclo.

Todos los análisis de ciclo de vida tienen una estructura común. La estructura de un ACV consta de los siguientes apartados:

    • Definición del alcance
    • Objetivos
    • Análisis de inventario de ciclo de vida
    • Evaluación de impacto de ciclo de vida

Todas las fases del ACV deben ser interpretadas y explicadas para facilitar su comunicación a los consumidores finales del producto. La interpretación debe señalar los aspectos más significativos, realizar una evaluación de los resultados obtenidos, y por último reflejar unas conclusiones y recomendaciones.

La elaboración de un análisis de ciclo de vida de un producto tiene numerosas aplicaciones directas como son: ecodiseño (desarrollo y mejora ambiental de un producto), estrategia empresarial, políticas públicas, ecoetiquetas y marketing ambiental.

Una aplicación directa del análisis de ciclo de vida es la evaluación de los productos, y en concreto, destaca su utilidad para la elaboración de las declaraciones ambientales de producto, también conocidas como DAP o EDP.

El análisis de ciclo de vida es una herramienta ambiental, como el cálculo de la huella de carbono y el cálculo de la huella hídrica, que se está implantando en todos los sectores, destacando últimamente el sector de la ingeniería y de la edificación. Existe varios tipos de software para la elaboración de ciclo de vida.

curso iso 14001 2021

Las etapas del análisis del ciclo de vida de un producto de medio ambiente

El desarrollo de un Análisis de Ciclo de Vida, de acuerdo a la norma UNE-EN ISO 14040, debe cubrir las siguientes fases:

    • Etapa 1. Definición del Objetivo y Alcance del ACV. En los objetivos se exponen los motivos por los que se desarrolla el estudio, la aplicación prevista y a quién va dirigido. El alcance consiste en la definición de la amplitud, profundidad y detalle del estudio.
    • Etapa 2. Análisis de Inventario de Ciclo de Vida. Esta fase incluye la identificación y cuantificación de las entradas (consumo de recursos) y salidas (emisiones al aire, suelo y aguas y generación de residuos) del sistema del producto. Por sistema del producto se entiende el conjunto de procesos unitarios conectados material y energéticamente que realizan una o más funciones idénticas.
    • Etapa 3. Evaluación de Impacto de Ciclo de Vida. Durante esta etapa, utilizando los resultados del análisis de inventario, se evalúa la importancia de los potenciales impactos ambientales generados por las entradas y salidas del sistema del producto.
    • Etapa 4. Interpretación, la cual incluye la combinación de los resultados de las dos etapas anteriores, con la finalidad de extraer, de acuerdo a los objetivos y alcance del estudio, conclusiones y recomendaciones que permitan la toma de decisiones.

Los datos para realizar el análisis de ciclo de vida

Los buenos datos conducen a buenos informes. Por este motivo, mostramos algunas claves de los datos y su gestión.

Selección de datos automatizada a través de sistemas de fuentes fiables.

El nivel de detalle depende de la disponibilidad de datos, el tiempo disponible para la recopilación de datos, la relevancia del punto de datos y el alcance del ACV.

Un buen ingeniero ambiental recopila los datos mediante plantillas de datos. De esta forma serán uniformes y se verá tanto la presencia como la ausencia de los datos importantes.

Las fuentes de datos primarios incluyen listas de materiales, bases de datos, facturas de servicios públicos, lecturas de medidores, registros de adquisiciones, inventarios de desechos, informes de permisos de emisiones, especificaciones de equipos y mediciones en líneas de producción.

Las fuentes de datos secundarios incluyen bases de datos de LCA , literatura técnica, artículos de revistas, presentaciones de conferencias, patentes y otros.

Revisión de la calidad de todos los datos recopilados.

Análisis de la integridad y coherencia. Esta operación se realiza mediante comprobaciones del balance de masas, balance hídrico, cantidad de emisiones, intensidades de energía y otros.

Tras recopilar todos los datos debemos meditar sobre el enfoque de nuestro informe. Así distinguiremos si vamos a abordar un ciclo de la tumba a la cuna, o será de la tumba a la puerta.

Curso de huella de carbono

La normativa del Análisis de ciclo de vida

La norma más importante para realizar un ciclo de vida, tanto de producto como de servicio, es ISO 14040:2006.

La norma ISO 14044:2006 describe los principios y marco referencia para el análisis del ciclo de vida (ACV). Incluye la definición y objetivo del ACV, la fase de análisis del inventario del ciclo de vida (ICV), la fase de evaluación del impacto del ciclo de vida (EICV) y la fase de interpretación del ciclo de vida. Si bien la aplicación prevista de ambos análisis se considera al definir el objetivo y el alcance, la aplicación en sí misma está fuera del alcance de esta norma.

Esta norma también regula la metodología de evaluación ambiental que permite analizar y cuantificar los aspectos ambientales e impactos potenciales de un producto o servicio o a lo largo de su ciclo de vida. Sin embargo, esta metodología no especifica para las fases individuales de ACV.

ACV de la cuna la tumba en energías

El ACV para tecnologías de generación de energía considera la etapa de Manufactura y Producción de Componentes. Este proceso sigue el siguiente esquema:

Materiales

Corresponde a las etapas de extracción de materias primas y producción de componentes requeridos para la construcción e instalación de la respectiva planta de generación de energía.

Construcción

Trata la construcción e instalación de la planta de generación de energía. Se analizan todos los elementos necesarios para la realización de las actividades de montaje.

Operación

Esta fase estudia la vida útil de la planta de generación de energía. Considera todos los aspectos necesarios para operar y mantener el correcto funcionamiento de las instalaciones. Simultáneamente, considera los impactos asociados de la cuna a la tumba de cada elemento. También incluye los elementos que se generan durante las operaciones habituales de la planta.

Fin de Vida

Corresponde al fin de vida de las instalaciones, es decir, cuando ya acaba las funciones diseñadas inicialmente. Se considera el desmontaje, reciclaje, disposición final y recuperación de los materiales. Además de contemplar la operación que requiere hacer el cierre y las acciones posteriores para recuperar el terreno urbano o industrial. También, es habitual realizar una restauración ecológica para devolver las condiciones del ecosistema anterior.

Formación para consultores ambientales y profesionales del medio ambiente

curso cambio climatico
TECPA