Seleccionar página

Los suelos contaminados en España están regulados en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y suelos contaminados y en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

Estas leyes definen los aspectos más importantes como son:

  • La obligación, con carácter general, para los autores de la contaminación y/o para los dueños de los terrenos con los suelos afectados de realizar las tareas de descontaminación. También determina un régimen voluntario de descontaminación a los que pueden acogerse los que así lo deseen sin que medie una declaración formal de suelo contaminado, debiendo quedar registrados la descontaminación voluntaria de los terrenos en la Comunidad Autónoma correspondiente.
  • Los criterios por los que un suelo puede ser declarado como contaminado tomando en consideración el riesgo que el mismo puede suponer para la salud de las personas o el medio ambiente.
  • La definición de un conjunto de actividades económicas que tienen la consideración de  potencialmente contaminantes del suelo.
  • Las Comunidades Autónomas tienen la obligación de elaborar un inventario de los suelos contaminados existentes en su ámbito territorial así como una relación priorizada de éstos. A partir de esta información, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente confeccionará un inventario estatal de suelos contaminados.
  • El establecimiento de un régimen de información en materia de suelos contaminados entre los titulares de las actividades potencialmente contaminantes y las administraciones regionales competentes.

En este ámbito debemos citar el Plan Nacional Integrado de Residuos 2008-2015 aprobado en el Consejo de Ministros el 26 de diciembre de 2008 contempla una serie de objetivos en materia de suelos contaminados cuyo alcance es el de establecer las condiciones necesarias para hacer efectiva una política de protección del suelo frente a la contaminación.

Posteriormente, el 16 de noviembre de 2015, se aprobó el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022, que actualmente está en vigor.

El Real Decreto 9/2005 tiene un reglamento técnico por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados. Este reglamento es muy útil para orientar en la interpretación, exponiendo los aspectos más relevantes y aclarando aquellas cuestiones que pueden resultar más problemáticas. El objetivo general que se pretende es proponer criterios homogéneos en la aplicación del Real Decreto para los distintos agentes involucrados y, en particular, para el desarrollo y aplicación de la norma por las comunidades autónomas a partir de unos principios comunes.

 

Los suelos contaminados en Europa

 

Según las estimaciones de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA, 2007), el número de lugares de actividades con potencial contaminación que se han llevado a cabo en la UE es de aproximadamente tres millones, de éstos, un estimado de 250.000 sitios podrían necesitar urgente una descontaminación de suelos.

Las principales causas de la contaminación son las actividades industriales y comerciales del pasado y el presente, así como la eliminación y tratamiento de los residuos.

En Europa no existe una legislación dirigida específicamente a la protección del suelo. Por esta razón, la Comisión Europea ha adoptado la Estrategia Temática del Suelo (Comunicación de la Comisión COM (2006)) y propuestas para una Directiva Marco del Suelo (Propuesta de la Comisión (2006)), concretamente para proteger a los suelos de una serie de amenazas incluyendo la contaminación ambiental.

Los contaminantes más frecuentes en los suelos europeos son los metales pesados y el aceite mineral.

 

¿Qué es la contaminación del suelo?

La contaminación de un suelo se produce donde hay presencia confirmada de sustancias peligrosas a un grado tal que representan un riesgo para la salud humana o el ecosistema, considerando el uso del suelo y causada por la actividad de seres humanos. Es decir, la contaminación del suelo es una alteración de las propiedades naturales del suelo por la actuación de sustancias químicas vertidas por la acción directa o indirecta del hombre.

Normalmente está contaminación es producida por vertidos accidentales de productos químicos, la ruptura de tanques de almacenamiento de hidrocarburos, la fuga de hidrocaburos en conducciones, el empleo de pesticidas, y acumulación directa de residuos industriales. Las causas más habituales son: el vertido de hidrocarburos de petróleo, el vertido de metales pesados, los fertilizantes químicos, y los disolventes.

El futuro de la contaminación ambiental es bastante problemático. La sociedad está tomando conciencia del riesgo que implica para la salud, pero los costes que conllevan son aplazados de forma sistemática olvidando solucionar el problema.

La presencia de suelos contaminados en España es más habitual de lo que pensamos, sólo que dado que normalmente no se aprecia visualmente (está en zonas enterradas y ocultas). Esto se une a la escasez de profesionales de la ingeniería ambiental con conocimientos técnicos para afrontar esta situación.

 

¿Cómo descontaminar un suelo?

Existen una gran cantidad de tecnologías de descontaminación de suelos, que se aplican siguiendo unos criterios y considerando numerosos factores.

Entre los factores a considerar se encuentran:

  • Tipo de partícula contaminante: en función de la sustancia a extraer del suelo los sistemas de descontaminación de suelos son muy diferentes. El empleo de una tecnología inadecuada puede conducir a un fracaso en el intento de extraer las sustancias contaminantes del suelo.
  • Concentración de la sustancia contaminante del suelo: en ocasiones es adecuado emplear una combinación de dos tecnologías. La primera rebaja rápidamente las concentraciones elevadas de contaminantes, y la segunda consigue eliminar los niveles tóxicos hasta alcanzar los parámetros reflejados en la legislación ambiental.
  • Propiedades del suelo: el suelo es la matriz donde se alojan estas partículas contaminantes. Comprender esta matriz y sus relaciones (con otros minerales, con el aire y con el agua) es imprescindible para acertar con la tecnología adecuada y mantener el control sobre la pluma de contaminación.

En cualquier caso, cuando el episodio de contaminación es considerable es preciso recurrir a expertos en este ámbito concreto de la ingeniería ambiental. Si quieres formarte en este ámbito de la ingeniería ambiental te recomendamos nuestro curso de “Tecnologías de descontaminación de suelos”.

 

Origen de la contaminación ambiental en el suelo

La alteración de las condiciones naturales del suelo puede dividirse en dos orígenes:

Contaminación natural o endógena

Es el proceso de concentración de partículas toxicas debido a la presencia de minerales originales de algunas rocas. Los fenómenos naturales, como las erupciones de los volcanes y la lluvia ácida, pueden ser el origen de la contaminación de un suelo.

Contaminación antrópica o exógena

Este tipo de contaminación se produce cuando los contaminantes son introducidos en el suelo debido a las actividades humanas. Los vertidos o fugas de hidrocarburos, vertidos de residuos de la industria, fugas de productos químicos son ejemplos de contaminación antrópica.

 

Los tipos de contaminantes en el suelo

Los principales contaminantes del suelo son los productos químicos procedentes de industrias o actividades humanas y los agentes biológicos. Los contaminantes del suelo son todos productos que en contacto con el suelo en determinada cantidad o concentración lo contaminan alterando sus propiedades naturales.

Las actividades humanas que contaminan el suelo van desde prácticas agrícolas que abusan en el empleo de pesticidas químicos hasta los residuos urbanos e industriales. Veamos a continuación algunos de los más frecuentes:

  • Prácticas Agrícolas: El suelo de los cultivos está contaminado en gran medida con pesticidas, fertilizantes, herbicidas, y estiércol.
  • Agentes biológicos: Los agentes biológicos trabajan dentro del suelo para introducir estiércol y lodo digerido (procedente de los excrementos humanos, de aves y animales) en el suelo.
  • Residuos urbanos: Los residuos urbanos consisten en basura, diversos materiales de desecho, lodos secos y aguas residuales. Todos ellos presentan una gran concentración de materia orgánica
  • Residuos industriales: El acero, los pesticidas, los textiles, las drogas, el vidrio, el cemento, el petróleo, etc. son producidos por fábricas de papel, refinerías de petróleo, fábricas de azúcar, industrias petroleras y otras como tales. Una mala gestión de estos residuos puede provocar que alcancen el suelo y provoquen una alteración de sus propiedades.
  • Contaminantes radiactivos: Las sustancias radiactivas como el radio, el cesio, el torio, el uranio, etc. pueden infiltrarse en el suelo y crear efectos tóxicos. En unos casos pueden ser de origen natural y en otros el origen puede ser el componente de un residuo, como los anteriormente citados.

Podemos establecer otra clasificación de los contaminantes del suelo en función de la causa. Hay dos causas principales a través de las cuales se genera este tipo de contaminación: causas artificiales y naturales.

 

Contaminantes artificiales

Los contaminantes artificiales son las principales causas de la contaminación del suelo. Se deben a causas artificiales o antropogénicas, porque son causadas por la acción del hombre. Consisten en la acumulación excesiva de una gran variedad de sustancias tóxicas o químicas, tanto orgánicas como inorgánicas. Pueden contaminar el suelo con presencia de una única sustancia nociva o combinada con otros contaminantes naturales del suelo.

La contaminación del suelo causada por el hombre suele ser causada por la eliminación inadecuada de los residuos procedentes de fuentes industriales o urbanas, actividades industriales y plaguicidas agrícolas. Actualmente, se están construyendo vertederos siguiendo las pautas de ingeniería y evitando que se produzca lo anteriormente expuesto.

 

Contaminantes naturales

Los procesos naturales pueden conducir a una acumulación de productos químicos tóxicos en el suelo. A este tipo corresponden los efectos de la emisión de vapores y lavas de la erupción de un volcán, y a reacciones químicas entre sustancias que se encuentran en el suelo de forma natural.

Un ejemplo de este tipo de contaminación sucedió en  el desierto de Atacama en Chile donde se detecto una acumulación unas altísimas concentraciones de perclorato en el suelo. En este caso, la causa se debe a procesos naturales en ambientes áridos.

 

Causas de la contaminación del suelo

Las causas de la contaminación del suelo pueden ser muy diferentes y variadas. Las principales son las siguientes:

  • Vertidos de residuos incontrolados de productos químicos o aguas residuales
  • Alcantarillado antiguo y en mal estado
  • Accidentes en el transporte de mercancías
  • Fugas en tanques u operaciones deficientes
  • Almacenamiento incorrecto de productos o residuos en actividades industriales
  • Bidones enterrados con sustancias contaminantes
  • Escombros industriales
  • Uso excesivo de pesticidas y/o abonos
  • Deposición de contaminantes atmosféricos

 

Efectos de la contaminación del suelo

La contaminación del suelo afecta al ecosistema desde las plantas y animales hasta los seres humanos. Todos somos susceptibles de sufrir las consecuencias derivadas de la contaminación del suelo. Los efectos pueden variar en función de la edad, estado general de salud y otros factores, como el tipo de contaminante o la forma de ingesta.

Los niños son más sensibles a la exposición de los contaminantes. Es más probable y directo el contacto porque lo tocan incluso lo llevan a la boca mientras juegan y sin tener consciencia del peligro que implica.

Otros efectos muy frecuentes de este tipo de contaminación ambiental son:

  • Contamina las aguas subterráneas y superficiales, ya que los fertilizantes y otros productos químicos se infiltran por el suelo hasta llegar a estas aguas. También puede llegar a contaminar los lodos depositados en el fondo de los ríos.
  • Contaminación en las explotaciones agrícolas y ganaderas si se abastecen de agua contaminada según lo explicado en el párrafo anterior.
  • Puede haber peligros en las excavaciones de obra, al facilitar el contacto entre los contaminantes y las personas que se encuentran trabajando.
  • La presencia de metales en la vegetación puede ocasionar en las plantas efectos como inhibición de la división celular, el crecimiento y la fotosíntesis, degradación de los cloroplastos y alteración en la permeabilidad de la membrana celular.

 

Alianza mundial por el Suelo

La Alianza Mundial por el Suelo (AMS) se fundó en diciembre de 2012. Se constituye como un mecanismo para desarrollar una alianza, y una colaboración entre las partes interesadas en la protección del suelo. Desde agricultores a políticos, uno de los objetivos clave de la AMS es mejorar la gestión sostenible de los suelos.

Entre sus propuestas están:

  • Formación de un grupo de expertos
  • Generación y entrega de propuestas para el Día Mundial del Suelo de la ONU y el Año Internacional de los Suelos
  • Elaboración de un Estatuto de los Suelos Mundiales
  • Establecimiento de las Alianzas Regionales por el Suelo
  • Desarrollo de habilidades para el mapeo digital de suelos en países en desarrollo
  • Desarrollo de las Pautas Voluntarias para la Gestión Sostenible del Suelo
  • Implantación de sistemas nacionales de información del suelo

 

La quinta Asamblea Plenaria de la AMS supuso un gran avance. El principal objetivo de ese evento fue analizar el desafío de la contaminación de los suelos, debida esencialmente a la actividad humana que deja un exceso de productos químicos en los suelos utilizados para producir alimentos.

Ronald Vargas, Secretario de la AMS y miembro de la FAO explicó: “La contaminación de los suelos es un problema emergente, pero, debido a que se presenta en tantas formas diferentes, la única manera en que podemos reducir las lagunas de conocimiento y promover una gestión sostenible del suelo es intensificar la colaboración mundial y conseguir evidencias científicas fiables”.

Rattan Lal, Presidente de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo dijo: “Combatir la contaminación de los suelos y buscar su manejo sostenible es esencial para abordar el cambio climático”. En otro momento de su intervención afirmó: “se producirán más cambios de aquí a 2050 que durante los doce milenios transcurridos desde el inicio de la agricultura”.

El exceso de nitrógeno y metales pesados como arsénico, cadmio, plomo y mercurio pueden perjudicar el metabolismo de las plantas y reducir la productividad de los cultivos. Cuando estos minerales entran en la cadena alimentaria, provocan riesgos para la salud humana, la seguridad alimentaria, los recursos hídricos, y disminuye la calidad de vida en los entornos  rurales.

 

CURSOS RECOMENDADOS

Consulta las fechas del próximo curso en el calendario. Si deseas más información rellena el formulario.

3.- Deseo recibir gratis más artículos de ingeniería y medio ambiente

2 + 8 =

El ingeniero del medio ambiente

¿Qué es una empresa verde? Este término va más allá del color de la fachada de las oficinas, o el color favorito de los empleados. Una empresa verde es una organización o empresa que prima los criterios de sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Las...
Otros articulos de ingeniería ambiental

Los suelos contaminados en España

Los suelos contaminados en España están regulados en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y suelos contaminados y en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente del suelo y los criterios y estándares...
Otros articulos de ingeniería ambiental

La producción sostenible

  La producción sostenible es una filosofía que fomenta el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente...
Otros articulos de ingeniería ambiental