Seleccionar página

El riego de jardines es uno de los aspectos más importantes que debe manejar un buen paisajista para alcanzar el esplendor de un jardín.

Por riego de jardines se entiende el procedimiento por el cual se aplica agua a un cultivo, ayudando de esta manera a su desarrollo óptimo. Existen tres métodos de riego ampliamente utilizados y la elección del sistema de riego de jardines es una tarea compleja.

 

Tipos de riego de jardines en España

El riego por gravedad

El más antiguo es el riego por gravedad o por surcos. Se trata de método de riego por el cual el agua se desplaza por la parcela regada por acción de la gravedad.

Por este motivo, cuando se utiliza este sistema de riego, es necesario evitar los obstáculos de infiltración en el suelo. Por ejemplo, que la parcela esté mal nivelada, que el agua se estanque en las zonas con poca pendiente, o que se mueva demasiado rápido en zonas con demasiada pendiente.

El riego por aspersión

Este tipo de riego se caracteriza porque el agua se aplica por medio de una lluvia artificial restringida a un determinado sector. Esto se realiza sin las restricciones debidas a la topografía de la parcela puesto que el agua es conducida a través de tuberías presurizadas.

Dentro del riego por aspersión se puede distinguir la aspersión fija y la aspersión automotriz. En la primera, las toberas se encuentran enclavadas en un punto concreto de la parcela; y la segunda las toberas se encuentran instaladas sobre estructuras autopropulsadas que se mueven a lo largo de las parcelas.

El riego por goteo

El riego por goteo también se denomina riego localizado. Consiste en mantener un nivel adecuado y constante de humedad en el suelo aplicando el agua gota a gota a través de emisores (o goteros) cerca del sistema radicular de la planta.

El riego por goteo en España

Durante las dos últimas décadas del siglo XX y las dos primeras del siglo XXI buena parte de los esfuerzos vertidos en el desarrollo de regadíos ha consistido en incrementar la eficiencia del riego por goteo. Se ha buscado con intensidad optimizar el uso del agua en la parcela para aumentar la productividad de los cultivos y el esplendor de los jardines.

El riego por goteo es la técnica que presenta mayor eficiencia en el uso del agua (Ayars et al., 2007). Es por este motivo que, ante la situación de escasez de agua y el objetivo de maximizar la floración de los jardines , muchos paisajistas han apostado por este sistema de riego de jardines.

Sin duda, había buenas referencias en la agricultura y esto ha permitido facilitar su implementación en el diseño de jardines.

El riego por goteo en España en agricultura

España es uno de los países donde esta tendencia mundial se muestra de forma más evidente, lo que ha permitido no incrementar la demanda de agua agrícola pese a incrementar la superficie regada.

Aunque se aumentó la superficie de riego por goteo en España de 3.367.486 ha en 2002 a 3.605.121 ha en 2014, la demanda de agua para riego se redujo de 17.681 hm³ en 1999 hasta los 15.833 hm³ en 2012. Según los datos obtenidos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La explicación está en la adopción del riego localizado está en que en el año 2014 estaba implantado en un 48% sobre toda la superficie regada en España.

La superficie total de riego localizado por goteo a nivel mundial se incrementó en un 31% entre 1990 y 2012, mientras que la superficie total de regadío únicamente se incrementó en un 22% en el mismo período (FAO, 2016).

 

Los componentes de un riego por goteo en jardines

En un sistema de riego por goteo además de las conducciones destacan tres componentes.

Los emisores de riego del jardín

Constituyen el elemento básico del riego por goteo. Pueden estar colocados por debajo del suelo, sobre el mismo o a una cierta altura de la superficie mediante estructuras.

emisores autocompensantes para riego de jardines

Emisores autocompensantes. Fuente: Hunter

Los emisores se encuentran insertados superficialmente o en el interior de las tuberías que se distribuyen por las parcelas de cultivo.

Estas tuberías, que se conocen como laterales de riego. Están conectadas en paralelo entre ellos y derivan de los ramales que cuelgan de las tuberías principales de distribución. Estas comienzan en el cabezal de riego. Este habitualmente está formado por un equipo de impulsión y una unidad de filtración.

Se recomienda el uso de emisores autocompensantes porque reduce los problemas de obturación física y química de los goteros

La línea principal

En la línea principal es la conducción más importante de agua. De esta línea salen las líneas secundarias que alcanzan todos los lugares de riego planificados. La línea principal consta de: tuberías de diámetros adecuados, válvulas de admisión y expulsión de aire, codos, reducciones, etc.

Las válvulas

Estas válvulas dividen las secciones de riego y controlan el paso del agua. También son útiles para aislar zonas y equilibrar la presión de riego en toda la red de riego.

Nuestros cursos de diseño de jardines

351903.- Deseo recibir gratis más artículos de ingeniería y medio ambiente

3 + 13 =

El riego de jardines

El riego de jardines es uno de los aspectos más importantes que debe manejar un buen paisajista para alcanzar el esplendor de un jardín.Por riego de jardines se entiende el procedimiento por el cual se aplica agua a un cultivo, ayudando de esta manera a su desarrollo...

Los problemas del jardín

El esplendor de un jardín tiene múltiples amenazas. Algunas de ellas de carácter irreversible, y pueden destruir el trabajo de un buen diseñador de jardines. Es necesaria una buena formación de diseño de jardines para evitar estos problemas del jardín. En este post...

14 aspectos fundamentales en el diseño de jardines

Un buen paisajista considera todos los factores ambientales del lugar, y los materiales de construcción antes de redactar un proyecto de diseño de jardin. No es sencillo lograr que tu parcela se encuentre entre los jardines más bonitos del mundo, pero si tienes...