Seleccionar página

Animales en el jardín

Los animales en el jardín dan toque de vida en el jardín que no se puede alcanzar con otros elementos. Los animales dan un toque especial, y constituyen un componente esencial en el pequeño ecosistema que vas a diseñar.

Un jardín es una parte de un ecosistema más amplio. Es cierto que los animales pueden alimentarse de los elementos del jardín. Por eso es necesario verlo desde un punto de vista global y analizar las relaciones que se establecerán entre ellos. Los insectos, , cobayas, y conejos pueden comer las plantas que forman el jardín.

Los animales en el jardín pueden ser:

  • domesticos
  • salvajes
  • insectos

Animales domesticos en el jardín

Entre los animales del jardín domésticos encontramos: conejos, patos y gallinas

Las gallinas no solo te dan huevos, ¡también combaten las plagas en el jardín y fertilizan! Una actividad divertida consiste en llevar las gallinas a diferentes rincones del jardín para buscar gusanos y otras larvas de insectos en el suelo. Una forma muy natural de revitalizar el suelo con su estiércol.

Los conejos están m´s considerados plagas que mascotas cuando hablamos de jardines. ,Sin embargo, pueden proporcionar una fuente muy beneficiosa de nutrientes para el suelo.  Es conveniente habilitar recintos que permiten que sus heces caigan en camas de abono de lombrices debajo de cada conejera. Las lombrices en los lechos de abono reciben papel y cartón reciclado para alimentarse. Las bolitas de los excrementos de conejos, son trnasformados por la acción de las lombrices y se convierten en excelentes fertilizantes. Estos aportan nutrientes esenciales y minerales al suelo en el jardín.

Los animales en el jardín salvajes

Siempre buscamos la originalidad en los jardines, y desde luego incluir algún tipo de animal salvaje será un factor de éxito asegurado.

Algunos animales que podemos ver en jardines son: ardillas, aves rapaces, o tortugas.

¿Qué ave rapaz podemos tener en el jardín?

En primer lugar, ninguna protegida, y en caso de duda, se debe consultar a la administración local competente. El ave que puede anidar en nuestro jardín será una especie autóctona muy abundante en la región. 

Una vez que nos hemos asegurado que no infringimos la ley ni el sentido común un animal salvaje idoneo en el jardín es el buho. Los buhos son fantasticos compañeros que aportarán vida a tu jardín, y no causaran ningún daño.

Las  aves rapaces, incluyen una variedad de depredadores como pequeñas aguilas, halcones y búhos. Muchas especies cazan precisamente las alimañas que codician nuestros cultivos. Un jardin idoneo para alojar este tipo de aves es un jardin de una finca agrícola o de recreo con una gran extensión alrededor. Allí el ave rapaz tendrá un jardin donde anidar y descansar y un gran espacio para campar manteniendo sus costumbres naturales.

La clave es identificar su plaga, conocer a las aves rapaces locales y encontrar la mejor ave para el trabajo. Si los conejos, que viven salvajes en una explotación frutícola comen las frutas, es posible que desee atraer búhos nocturnos, pero si las ardillas atrapan tomates a plena luz del día, la respuesta puede ser un halcón.

Algunas aves rapaces también se adaptan mejor a ciertos entornos. Una familia de lechuzas puede comerse 3000 roedores en un ciclo de reproducción de cuatro meses, pero prefieren propiedades más grandes con espacios abiertos para la caza. Puede configurar una caja nido para ellos (o más de uno, ya que no son territoriales), y situarlos en los arboles de mayor porte del jardín.

Los insectos en el jardín

Incluir insectos en el jardín es un aspecto muy delicado y requiere un grado de conocimiento técnico elevado. Cualquier error en la valoración del equilibrio del ecosistema puede derivar en plaga y arrasar por completo el jardín. Además sus efectos no se limitan a nuestra parcela, sino que se puede extender a la finca vecina y causar daños a terceros.

Es útil investigar qué insectos son dañinos para sus cultivos y cuáles son beneficiosos, así como cómo combatir a los animales que pueden picar sus cultivos sin pesticidas.

El mejor insecto del jardín: las abejas

¿Qué efecto producen las abejas en jardines?

Las abejas son conocidas por el papel que representan en la polinización de numerosas especies vegetales, y pueden adquirir gran importancia en nuestro jardín.  Las abejas polinizan el 80% de las plantas que podemos tener en el exterior. Gracias a los colores vivos de las flores, las abejas vienen al jardín buscando alimento, en las patas se les queda el polen y al volar polinizan nuestro espacio exterior.

La fauna es útil en nuestro jardín, y más aún si entendemos los procesos. La polinización es el proceso por el que el polen se traslada desde los órganos reproductores masculinos de las plantas a los órganos femeninos, donde fecunda a los óvulos y hace posible la producción de semillas y frutos. Este transporte del polen puede llevarse a cabo gracias al viento, al agua o a diversos animales. En este último caso, para una polinización efectiva se precisan algunos recursos como refugios de vegetación y hábitats adecuados para los polinizadores; cuando estos se reducen o se pierden, se limita la actividad de aquellos y se necesitan prácticas de gestión para mantener los medios de subsistencia.

abeja jardin lavanda

Abeja en jardín polinizando una flor de lavanda

La polinización llevada a cabo por las colonias de abejas permite la existencia de una gran diversidad de plantas. Se calcula que la tercera parte de los cultivos agrícolas del mundo, además de todas las plantas no agrícolas, son polinizadas fundamentalmente por abejas. Con su actuación se hace posible la supervivencia de plantas que constituyen la base alimentaria de diversos animales que a su vez son alimento de otros animales, es decir, la presencia de las abejas es fundamental en las cadenas tróficas de numerosos ecosistemas alrededor del globo.

Ayudar a las abejas en los jardines

Un toque muy original en el jardín es tener de forma controlada algo de “vida”. Una población de insectos limitada dará movimiento y sonido a tu jardín.

Escoge flores sencillas de diferentes tipos, cuanta más variedad, más darás de comer a distintas especies de abejas. Flores que florecen en primavera y verano son perfectas (justo la época más activa de las abejas): Tulipanes, Dalias, Alliums, Azaleas, Dragonarias, Prunos, Rosas, Lavandas, Romeros, etc. Intenta utilizar productos de jardinería respetuosos con las abejas. También puedes añadir un cubículo o un espacio donde las abejas puedan alojarse en los meses más fríos.

El respeto hacia nuestros vecinos

Puede que nuestra pasión por lograr el jardín más bello nos impulse a ayudarnos de las abejas. No obstante, debemos evitar causar daños a los vecinos de las parcelas colindantes. En este sentido, aconsejamos a los vecinos informar de la presencia de estos insectos en nuestro jardín, para asegurarnos que no haya personas alérgicas a las que podamos causar daños sin ser nuestra intención.

¿Cómo ahuyentar a las abejas de los jardines?

Las abejas como todos los insectos son atraídas por ciertos elementos (como las flores) y evitan otras condiciones. Si en algún momento las abejas son una molestia aquí te mostramos algunas recomendaciones.

      • Evita la madera vieja: las abejas están encantas con la madera para construis sus panales. Si tienes muebles de madera de exterior, haz tratamientos o cámbialos por unos de aluminio o plástico.
      • Quemar periódicos debajo del panal: por la noche es el mejor momento, los insectos estarán todos dentro y el humo y el calor los ahuyentará. Dos advertencias: controla el fuego y cuidado porque saldrán todas las abejas de golpe.
      • Aplicar repelente: mejor comprarlo en farmacia, pero una posibilidad casera es una mezcla de aceite de naranja y agua.
      • Llama a un apicultor: ellos son los profesionales que pueden ayudarte de la forma más eficaz, y te aseguras que las abejas irán a otro lugar. Por respeto a la naturaleza, siempre intenta ahuyentarlas antes que matarlas.
      • Los motivos por los que una abeja puede picarte es porque se siente amenazada. Tras picar, muere (excepto la abeja reina). Una vez te ha picado, deja un olor impregnado en la piel que llama a otras abejas, por eso, si quieres sacar un panal o colmena de tu jardín, hazlo con ropa protectora.
      • Ten en cuenta que sacar una colmena implica una limpieza a fondo e incluso tener que cambiar la pared, panel o mueble en el que estaba ubicada ya que las crías y la miel pueden quedarse en recovecos que atraigan a otros animales o roedores y tener otra plaga en casa.
curso de diseño de jardines

Las abejas en el jardín de ciudad

Un jardín dentro de la ciudad puede ser el lugar idoneo para desarrollar apicultura urbana. La apicultura urbana mantiene pequeñas colonias que se alimentan y polinizan los espacios verdes urbanos, ricos y diversos. Estos espacios, en los que se incluyen parques y jardines y los más recientes huertos urbanos, jardines verticales y cubiertas vegetales . Estos lugares se caracterizan porque abunda la diversidad de plantas.

Una gran ventaja de tener estos insectos en el jardín es que producen una miel rica e intensa. Es una miel natural con menor concentración de residuos químicos que la miel producida en las explotaciones agropecuarias tradicionales. Entre otras cosas, porque no están expuestas a los insecticidas empleados en los campos de cultivo.

Abejas en ciudad sobre cubierta vegetal

Conjunto de colmenas sobre cubierta vegetal

Las abejas son beneficiosas para dichos espacios verdes en su papel como polinizadores. Igualmente, cabe recordar que las abejas melíferas han convivido con el ser humano durante milenios. Desde la antiguedad, primero con cazadores-recolectores de Europa, Asia Menor y el norte de África, que recolectaban miel silvestre, y despues con el desarrollo de la agricultura y los primeros asentamientos.

En el jardín las abejas no son agresivas y sólo asumen un comportamiento defensivo cuando han perdido a su reina o ésta no está poniendo huevos. Este comportamiento es debido a que buscan garantizar la supervivencia de la colonia, y esto se representa en el nacimiento de nuevas generaciones. En cualquier caso, un comportamiento defensivo circunstancial como el expuesto se daría sólo en una aproximación a la colmena, y no más allá de la misma terraza o azotea.

Para dedicarse a la apicultura urbana basta con adquirir una colmena y los primeros ejemplares de una colonia para iniciar, en unos meses, la producción de miel. En cuanto al nivel de dificultad, tanto especialistas como recién iniciados insisten en el poco cuidado que requiere una colmena en el entorno rico en plantas con flores del jardín.

La legislación para tener abejas en el jardín en España

La práctica de mantener abejas en el jardín está regulada por las mismas leyes que aplican a la apicultura urbana. Está regulada en España mediante Real Decreto 209/2002, de 22 de febrero, por el que se establecen normas de ordenación de explotaciones apícolas.

Dicha norma regula dónde y cómo pueden instalarse colmenas de abejas en la ciudad. El Real Decreto es independientemente del número de individuos. Esto incluye expresamente aquellas explotaciones apícolas consideradas de autoconsumo y que no excedan las 15 colmenas.

La legislación de abejas en el jardín cita que no se pueden instalar colmenas a menos de 400m de los núcleos de población. Aunque esta distancia se puede reducir hasta un 75% si la colmena está rodeada por una valla de altura superior a dos metros.

No obstante, son los ayuntamientos los que tienen la competencia sobre la autorización de las explotaciones. Los ayuntamientos facilitan las licencias municipales de actividad apícola, que más tarde registra cada comunidad autónoma.

Las abejas en jardines de ciudades españolas

En la actualidad, Barcelona es la única ciudad española en la que se regula la apicultura urbana. Desde noviembre de 2013, el Ayuntamiento de Barcelona regularizó la instalación de colmenas urbanas en edificios emblemáticos.

Abejas en ciudad  y abejas en jardines

Apiario del Castell dels Tres Dragons. Barcelona

Sin embargo, existen diversas iniciativas apícolas en otras localidades de la Península, tales como Madrid, Málaga, Culleredo (A Coruña) o Poyales del Hoyo (Ávila).

Desde 1997 se encuentra en la provincia de Ávila el Aula Museo Abejas del Valle, creada por Gerardo Pérez González, profesor y apicultor autodidacta, con el objetivo de transmitir sus conocimientos y tratar de mejorar la percepción del mundo de las abejas en la sociedad. Desde su apertura, miles de personas han pasado por sus instalaciones, donde han tenido la oportunidad de conocer la vida de las abejas, su labor como polinizadores, los fundamentos de la apicultura, etc. De las instalaciones caben destacar las seis colmenas que tienen contenidas entre cuadro pareces de cristal que hacen posible la observación del día a día de sus habitantes.

Abejas en ciudad Avila

Aula Museo Abejas del Valle. Ávila

El 26 octubre de 2012 se inauguró en el Jardín Botánico de O Burgo, Culleredo (A Coruña) un apiario, concebido con finalidad didáctica y formativa, en el que se desarrollan actividades con los centros escolares para acercar la apicultura a los jóvenes y sensibilizar sobre la importancia de las abejas.

 Apiario del Jardín Botánico de O Burgo. A Coruña

Abejas en ciudad y abejas en jardinEn Málaga nace el proyecto Bee Garden tras la visita de su promotor a distintos museos con áreas temáticas apícolas. Durante su viaje se concienció de la necesidad de continuar con la divulgación del importante papel de los polinizadores en el Medio Ambiente. Por ello inició los trámites para crear un jardín de flora apícola en una parcela privada junto al municipio de Yunquera (Málaga). La finalidad de Bee Garden es ofrecer formación ambiental y apícola y colaborar con otros museos, jardines botánicos, centros educativos y operadores turísticos.

En octubre de 2013 nació en Madrid la Asociación de Apicultura Urbana Miel de Barrio, que pretende crear una red activa de apicultores urbanos y busca propuestas  y manifestaciones artísticas relacionadas con las abejas para acercar a los ciudadanos los problemas ecológicos y medioambientales que en la actualidad padecen los espacios urbanos.

Miel de Barrio aspira a acercar a todos la apicultura urbana, abrir puertas y cerrar tópicos. Por ello, ha iniciado una petición para solicitar la legalización de la apicultura en la ciudad de Madrid.

Asimismo, se ha presentado un proyecto piloto al Ayuntamiento de Madrid en el que propone instalar paneles en edificios emblemáticos de la capital como la sede del Consistorio en Cibeles, el centro cultural de Matadero y Medialab.

Las abejas en ciudades europeas

Abejas en ciudad y abejas en jardines

Si bien es verdad que en España se están comenzando a obtener resultados en la legalización de la apicultura urbana, hay numerosas ciudades del mundo donde ésta se practica desde hace años.

Las ciudades donde la apicultura urbana renació con mayor interés son París, Londres, Nueva York, Vancuver, Tokio, Berlín o San Francisco.

París, nombrada capital de la apicultura urbana, cuenta con unas 400 colmenas y aumentando, algunas se encuentran en los balcones de apartamentos familiares, otras en los parques públicos, como los Jardines de Luxemburgo, o en las azoteas de famosos edificios, como la Ópera Garnier o el Grand Palais.

Abejas en ciudad La apicultura urbana en cubiertas vegeales

Colmenas en el Grand Palais. Paris

 

En Londres existen diversos proyectos para fomentarla. El Ayuntamiento creó en 2011 una campaña en la que animaba a la población londinense a cultivar plantas melíferas en sus jardines, huertas y terrazas. Aconsejando que dichas plantas fueran fuente de néctar y polen para las abejas y se trataran con productos no perjudiciales para estas.  Ese mismo año inició la operación llamada “Capital bee”, que consistía en entregar de forma gratuita una o dos colmenas a las personas que lo desearan para que las instalasen en la terraza o en el tejado de sus casas. Ya entonces se formó a 50 comunidades de Londres en el manejo de colmenas.

Por otro lado se han organizado concursos de diseño de colmenas para áreas urbanas y de maceteros de cara a proporcionar a las abejas vegetación adecuada para la obtención de néctar, polen y demás materiales.

Numerosos comercios en la ciudad han instalado colmenas en sus azoteas y comercializan su propia miel, tal es el caso de los almacenes Fortnum & Mason que tienen colmenas en su azotea desde el año 2008.

Abejas en ciudad Abejas en cubiertas vegetales

Colmenas en Regis House. Londres

Abejas en cubiertas vegetales de New York

En Nueva York se legalizó la apicultura urbana en la primavera de 2010 tras estar prohibida durante diez años. Todas las colmenas deben estar registradas en el departamento de sanidad de la ciudad, figurando su ubicación y los datos del dueño.

Desde 2011 se organiza en la ciudad el “Festival de la miel”, en el que se organizan concursos de mieles de Nueva York, catas de cerveza de miel, demostraciones de cocina con miel etc.

El hotel Waldorf Astoria tiene instaladas colmenas en su azotea desde hace años, de las que obtiene la miel que se emplea en la elaboración de los platos que sirven en su restaurante y además se comercializa con el nombre de “Top of the Waldorf”.

Abejas en ciudad en cubiertas verdes

Huerto y colmenas del hotel Waldorf Astoria. Nueva York

 

En los últimos años, la apicultura urbana ha experimentado un aumento del 22%. El gran interés que suscita y la diversidad de actividades que se pueden desarrollar a su alrededor, provoca una congregación de agentes de diversos sectores, dando cabida a realizar actividades colaborativas, artísticas, de investigación… basado en la puesta en común de los bienes.

Es de esperar que poco a poco esta tendencia vaya en aumento, se extienda por las diversas ciudades del mundo y se integre con otras prácticas como la horticultura urbana o los jardines verticales  para convertir las grandes, y no tan grandes, urbes en espacios más verdes que sirvan como refugio de abejas y otros animales.

Cursos online de diseño de jardines

Cursos técnicos de diseño de jardines

Curiosidades de abejas

¿Cuánto vive una abeja reina?

Las abejas reinas pueden vivir hasta 6 años, reduciendo su capacidad reproductiva según envejece. Se calcula la media de vida de 3 años. Para aumentar el rendimiento de la puesta, en la apicultura urbana se “elimina” a las abejas reinas cada año, para ello se marcan con un color que determina su año de nacimiento. En la apicultura ecológica se mantiene a la reina al menos dos años y se apuesta por sustituciones o enjambres naturales.

¿Cuánto vive una abeja obrera?

La esperanza de vida de las abejas obreras es de unos 45 días máximo y existen más de 50.000 abejas obreras por colmena. Las abejas obreras buscan polen y el néctar de las flores, fabrican cera, mantienen una buena temperatura en el interior de la colmena, se encargan de cuidar a las abejas más jóvenes y alimentan a la abeja reina, entre otras tareas.

¿Cuánto vive un zángano?

Los machos de las abejas pueden llegar a vivir hasta 3 meses. No tienen grandes responsabilidades hasta el día del vuelo nupcial, en el cuál el más fuerte fecunda a la reina y muere a manos de ella. Los demás machos mueren agotados por el vuelo o son capturados por las abejas obreras y mueren al poco tiempo.

Las abejas son tremendamente organizadas y viven en sociedades donde cada una de ellas tiene una misión y no varía durante su corta vida. Viven en colmenas y realizan la miel que tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud.

El colapso de las colmenas

Desde hace varios años se ha hecho notable la desaparición de las colonias de abejas en distintas regiones del mundo, dicha desaparición ha ido aumentando hasta alcanzar un estado alarmante.

Este fenómeno, conocido como trastorno del colapso de las colmenas, consiste en la desaparición inexplicable y en un corto período de tiempo de la mayor parte de la población de obreras adultas de una colmena, en la que, sin embargo, hay cantidades normales de crías tapadas y de reservas de alimento.

Suele tener lugar en primavera, después de la invernada, y en las etapas finales del colapso, solamente queda la reina con una corte de unas pocas abejas recién nacidas. Otros síntomas son la ausencia de abejas muertas tanto dentro de las colmenas como en sus cercanías, un gran retraso o demora en el pillaje por parte de abejas de colmenas vecinas, así como en la llegada de  plagas (polilla de la cera, avispas, etc.).

Se han propuesto múltiples agentes causantes de este fenómeno, tales como el cambio climático, la contaminación, una mayor carga ambiental de residuos agroquímicos, diversos patógenos de la abeja, pérdida de hábitats, etc.

Abejas en la ciudad y Abejas en jardines

Campaña en contra de los cultivos genéticamente modificados

Teniendo en cuenta el papel que desempeñan las abejas en la polinización de los cultivos, incluyendo la gran mayoría de las hortalizas y frutas producidas para consumo humano, la disminución de su población está causando un grave impacto en la producción agrícola. Aproximadamente un 35% de los cultivos agrícolas depende de la polinización con animales, y el 90% de estos son polinizados por abejas, siendo entonces el agente polinizador más importante a nivel mundial. Por lo tanto, la disminución o desaparición de las colonias de abejas supondría un gran empobrecimiento de la dieta humana.

Cuando se tomó consciencia de la crisis en la apicultura rural, dada la alarmante disminución en la población de abejas, comenzó a generalizarse la práctica de la apicultura en las ciudades, que ya es tendencia. Hecha para el consumo doméstico y el de pequeños negocios, ha contribuido a que numerosas ciudades hayan reconocido legalmente la crianza de abejas en entornos urbanos, prohibida tiempo atrás.

5 razones para estudiar el curso de Experto en diseño de jardines

Después de seis años de experiencia y más de doscientos alumnos en nuestros cursos de jardinería profesional, podemos identificar los principales motivos por el que nuestro curso de diseño de jardines se ha convertido en un referente para las personas que quieren dar...

Construye un jardín vertical en la terraza

Desde hace tiempo los decoradores de interiores apuestan por jardines verticales para terrazas. El motivo es aportar una mejora en el confort térmico de la vivienda, y depurar el ambiente aportando oxígeno de las plantas. Construir un jardín vertical barato está a...

¿Quieres ser diseñador de jardines?

¿Quieres ser diseñador de jardines? Esto es todo lo que necesitas saber antes de lanzarteEl diseño de jardines ¿es una profesión o un hobby? De todas las carreras y pasatiempos que existen, pocas como la jardinería técnica pueden fusionar a la perfección ambas...

Nuestros cursos de diseño de jardines

TECPA