Hablando con compañeros salió en conversación la Due diligence y su relación con el medio ambiente. Como no lo teníamos muy claro, hemos investigado y compartimos 3 cuestiones fundamentales.

¿Qué es la due diligence?

La due diligence o diligencias es el proceso formal que se abre después que un inversor decid a comprar un negocio o empresa.
Después de un acercamiento y negociación entre el vendedor de la empresa y el comprador o inversor, procede dar un paso formal que se manifiesta mediante una carta de intenciones. En este documento el inversor afirma su intención de adquirir la empresa y el comprador manifiesta su consentimiento para que el inversor pueda realizar una investigación en profundidad de todas las áreas del negocio.
El objetivo es conocer los pequeños detalles que pueden derivar en grandes consecuencias. En otras palabras, sirve para reconocer todos los riesgos que puede traer la operación de compra y venta.

¿Qué es la due diligence ambiental?

La due diligence ambiental es un informe técnico justificado. Se centra en los aspectos ambientales de la empresa. Este documento trata de aflorar los puntos fuertes y débiles de la gestión ambiental de la empresa.
La información de este documento facilita la gestión del riesgo de la operación de compra de la empresa. Este informe detectará posibles malas prácticas, daños ambientales, incumplimientos en materia de sostenibilidad,…y otros temas ocultoevaluará el sobrecoste que conlleva solucionarlo, si el nuevo propietario desea implantar una gestión sostenible, como demanda la sociedad actual.
También es frecuente incluir una valoración de los terrenos empleando métodos reconocidos y justificados. Así como una valoración de los inmuebles y la maquinaria a nombre de la empresa. De alguna manera, este informe se asemeja a una auditoría ambiental.

¿Por qué es conveniente hacer una due diligence?

Hay muchos motivos para contratar una due diligence. El principal sin lugar a dudas es reducir el riesgo en la operación de compra. También podemos aportar más motivos:

  • Detectar posibles problemas medioambientales y determinar el coste de solucionarlos. Por ejemplo: presencia de suelos contaminados, que convierten la finca en un inmovilizado según la legislación ambiental actual..
  • Descubrir problemas laborales con el personal de la empresa. Por ejemplo: no tener en marcha un sistema de prevención de riesgos laborales.
  • Encontrar un pasivo oculto. Por ejemplo derivado de garantías entregadas a terceros o irregularidades fiscales.
  • Encontrar puntos de mejora en el funcionamiento de la empresa. Por ejemplo: falta de un sistema de gestión integrada.
  • Desarrollar una estrategia para una mejor integración con los activos del comprador.

¿Quién elabora un informe de Due Diligence?

Los técnicos más adecuados para realizar este tipo de trabajo son ingenieros y licenciados con formación especializada en medio ambiente, es decir, los consultores ambientales.

Todos los jueves comenzamos cursos especializados en consultoría ambiental. Consulta las fechas de inicio en el calendario.

Me ha gustado el articulo. Apúntame a la newsletter gratuita.

14 + 14 =

TECPA