La gestión de proyectos ambientales

Diseñar una planta fotovoltaica, abastecer una población, depurar las aguas de un municipio, y construir una infraestructura en el medio ambiente son ejemplos de proyectos complejos. Cada uno de estos esfuerzos se considera un proyecto porque todos crean un nuevo producto, servicio o resultado.

A medida que avanza la tecnología y crece la economía, también lo hace la demanda de proyectos innovadores. Los proyectos se vuelven más grandes y requieren una mejor gestión para alcanzar el éxito.

Entonces, ¿qué es un Project manager?, ¿y un Project manager ambiental? Para comprender el rol de un director de proyecto ambiental, es importante primero delinear el alcance de la administración de proyectos.

Definición de gestión de proyectos ambientales

Para que los proyectos se completen con éxito, alguien debe administrar el proceso de cumplimiento de los requisitos de la organización de manera oportuna y rentable. La gestión de proyectos ambientales se define como la aplicación de herramientas, técnicas, conocimientos y habilidades a las actividades dentro de un proyecto de ingeniería ambiental para cumplir con los requisitos.

El Project Management Institute divide la gestión de proyectos en cinco pasos. Estos son: inicio, planificación, ejecución, seguimiento y control, y cierre. El conocimiento que un Project manager ambiental debe aplicar durante el proceso se clasifica en las siguientes categorías: integración, alcance, tiempo, costo, calidad, adquisiciones, recursos humanos, comunicaciones, gestión de riesgos y gestión de grupos de interés.

Los directores de proyecto ambiental adquieren conocimientos y habilidades enfocados en el objetivo de alcanzar su proyecto. Para ello emplean los recursos necesarios para completarlo y cumplir el cronograma de ejecución.

La gestión de ingeniería ambiental es una especialidad que se ha reconocido como una habilidad organizativa estratégica.

La gestión del medio ambiente es una habilidad crítica para los ingenieros en todos los niveles. Actualmente, se trabaja en proyectos colaborativos con equipos multidisciplinares. Es normal que muchos ingenieros no trabajen como directores de proyectos. Ya que se requieren muchos técnicos y un solo director (como en una orquesta de música). Las habilidades de gestión de proyectos son valiosas para participar en proyectos en equipo.

Estilos de gestión de proyectos

Los profesionales pueden emplear varios métodos para gestionar un proyecto de ingeniería. No existe un método único para administrar proyectos. Habitualmente, depende de la experiencia y el conocimiento del director de proyecto ambiental para aplicar el mejor método en función de los requisitos únicos del proyecto.

Se pueden destacar cuatro estilos comunes de administración de proyectos, conocidos como cascada, ágil, estratégico y scrum. Los directores de ingeniería de un proyecto ambiental pueden emplear cualquiera de estos estilos según el proyecto. Aunque los enfoques tradicionales, como el método en cascada, son bastante comunes. Un Project manager ambiental actual utiliza cada vez más enfoques de gestión adaptativos. De esta forma, este perfil de ingeniero de medio ambiente aprende y ajustan su estrategia a medida que evoluciona un proyecto, para hacer el trabajo.

curso huella de carbono

 

El método de cascada en obras ambientales

El método en cascada es lineal, en el que el equipo del proyecto debe completar una tarea antes de poder avanzar a la siguiente. Es un enfoque común y tradicional para la finalización de proyectos. Se debe completar un paso antes de pasar a otro.

En ingeniería ambiental, el método en cascada puede consistir en recopilar requisitos y documentación antes de pasar a una fase de diseño. Después, abordar los informes preliminares. Luego, elaborar el anteproyecto y si hay presupuesto pasamos al último paso de proyecto básico y ejecución.

El método en cascada es ideal para proyectos que involucran varios departamentos o equipos grandes. Sin embargo, requiere una comunicación constante dentro del equipo para garantizar que todos los miembros estén al tanto del progreso de las tareas a medida que se completan para evitar que las tareas se escapen o bloqueen el proceso.

El método en cascada también es ideal para proyectos que tienen requisitos estructurales estrictos. En estos casos, el equipo debe abordar cualquier cambio en las etapas iniciales del ciclo de vida del proyecto. A medida que avanza el proyecto y los miembros del equipo completan las tareas, puede resultar cada vez más difícil realizar cambios. Por lo tanto, el método en cascada es ideal para proyectos con un resultado claro y predeterminado, donde no se aplican modificaciones.

El método agile

El método agile divide un proyecto en hitos incrementales a lo largo del ciclo de vida del proyecto, en lugar de tareas secuenciales. Estos entregables escalonados facilitan que los miembros del equipo incorporen cambios a lo largo del proyecto. Así ayudan al project manager ambiental a reajustar el proyecto en función de lo que aprenden a lo largo del camino. También les da a los clientes la libertad de proporcionar comentarios a lo largo del proyecto. Esto hace que este estilo de gestión se adapte perfectamente a los clientes que no tienen un requisito claro, rígido o predeterminado para el resultado final.

Sin embargo, el método agile requiere que el project manager ambiental comuniquen el alcance del proyecto y los límites para su finalización. Esto implica que el trabajo está en continua evolución. Esto puede resultar en que algunas partes del proyecto se ejecuten durante el tiempo asignado o que algunos aspectos sean menos amplios de lo planeado originalmente.

El método agile puede ser una excelente opción para clientes con presupuestos y plazos cambiantes. Este método se emplea en los cálculos de las huellas ambientales de producto.

La gestión estratégica de proyectos ambientales

La gestión de proyectos estratégicos requiere que un director de proyecto ambiental utilice el pensamiento global para conectar varias perspectivas. Por ejemplo, relacionar la satisfacción de los clientes, con los miembros del equipo y los inversores de la organización. El primer paso en este método de gestión de proyectos suele ser un análisis de incertidumbre. Este cuantifica los elementos desconocidos y facilita el proceso de toma de decisiones. Los directores pueden finalizar la estrategia del proyecto basándose en los hallazgos de este análisis.

Esta técnica de gestión ambiental es un método ideal para empresas que buscan evolucionar o rediseñar un producto o proceso a lo largo del tiempo. Es posible que no sepan por dónde empezar o cuáles serán los requisitos finales. Un project manager ambiental que comprende las motivaciones del cliente y es capaz de anticiparse y adaptarse a los desafíos pueden encontrar el método estratégico adecuado para proteger el medio ambiente a la vez que avanza en los intereses empresariales de su organización.

El método Scrum

El método scrum puede ser efectivo para proyectos complicados que requieren un alto nivel de comunicación entre los miembros del equipo. El método scrum utiliza reuniones periódicas para todos los miembros del equipo involucrados. Esto les brinda la oportunidad de discutir el desarrollo y progreso de un proyecto. El director de proyecto ambiental ayuda a priorizar las tareas y mantiene el progreso del equipo alineado con el cronograma del proyecto.

Cada miembro del equipo debe comprometerse a participar en estas reuniones periódicas. También debe ser responsable y comunicativo en cada paso del camino para que el método scrum tenga éxito. El método scrum es ideal para proyectos que involucran muchas partes móviles diferentes y cuyos miembros del equipo tienen roles y responsabilidades definidos.

Curso de gestion ambiental online especialista
 

Habilidades críticas de un Project manager ambiental

Los buenos directores de proyecto ambientales aplican sus conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas para llevar un proyecto a buen término. Estos profesionales están organizados y orientados a los detalles. Miran el panorama general y no tienen miedo de abordar nuevos desafíos. Los directores de proyectos de ingeniería ambiental Los directores de ingeniería de proyectos ambientales tienen una oportunidad única de realizar cambios e innovaciones impactantes dentro de su organización. Ante la demanda social de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, este nuevo perfil desempeña un papel fundamental en el desarrollo de nuevos productos, procesos o diseños. Las habilidades críticas que debe tener un Project manager ambiental para tener éxito son la resolución de problemas, la organización, la administración y la planificación.

Resolución de problemas

Los desafíos ocurrirán inevitablemente en algún momento para casi todos los proyectos. Por eso, los directores de proyectos ambientales deben poder abordar estos problemas de frente y desarrollar soluciones viables. Por ejemplo, un director de proyecto ambiental puede encontrar inexactitudes en los datos técnicos, y estos podrían retrasar la progresión o el éxito del proyecto. El gerente del proyecto de ingeniería debe abordar la raíz de estas omisiones y utilizar las habilidades de resolución de problemas para descubrir la mejor manera de volver a encarrilar el proyecto.

Organización

El Project manager ambiental es el responsable de supervisar y administrar una variedad de actividades dentro de un proyecto ambiental. Con esto nos referimos a la producción, las operaciones, el control de calidad y las pruebas. La organización y la atención a los detalles son competencias críticas para el éxito de sus objetivos. Estos profesionales son responsables de establecer cronogramas, preparar presupuestos, contratar personal, supervisar el trabajo de los miembros del equipo y adherirse a los procedimientos administrativos para mantener un proyecto dentro del plazo y el presupuesto.

Administración

Los directores de proyectos ambientales dedican un tiempo considerable a administrar y supervisar las actividades de los empleados y miembros del equipo. Por ejemplo, un proyecto de descontaminación de suelos en una finca de la empresa requiere que un director de proyecto trabaje con varios miembros del personal en los departamentos de medio ambiente, calidad, finanzas, marketing, comunicación y dirección general. Los directores de proyectos ambientales deben tener habilidades de gestión y facilidad de trato con personas para fomentar la colaboración y mantener un proyecto en marcha.

Planificación

La planificación estratégica es un papel fundamental para un director de proyectos ambientales. Los proyectos ambientales son bien percibidos por la sociedad y la empresa se ve favorecida en su imagen y por tanto en el consumo de sus productos. Por eso, son responsables de desarrollar el concepto general de un proyecto. Por ejemplo, para diseñar un nuevo producto, los directores de proyectos ambientales hacen planes detallados para el desarrollo de productos y procesos.

Fuentes consultadas: Project Management Institute & Instituto de la ingeniería.

CURSOS RECOMENDADOS PARA PROJECT MANAGER AMBIENTAL

Consulta las fechas de los próximos cursos de ingeniería ambiental. Si deseas más información escribenos un email.

David Nuevo
Últimas entradas de David Nuevo (ver todo)