Las depuradoras de aguas residuales son instalaciones industriales destinadas a la eliminación de la contaminación de las aguas. El agua residual llega a través de colectores, procedentes de núcleos urbanos o polígonos industriales. La composición química de las aguas indica una clara alteración de sus propiedades naturales lo que genera graves daños ambientales en los ríos e imposibilita su uso para otras actividades como el riego agrícola o de jardines. La calidad de las aguas está definida según legislación y las EDAR deben adaptar sus procesos y tratamientos hasta alcanzar una calidad del efluente que cumpla con los parámetros exigidos.

Los procesos de una depuradora de aguas residuales

Dentro de una EDAR se reproducen, de forma concentrada y automática, los procesos de depuración de aguas residuales, que suceden de forma natural en un río. Los procesos se suceden de forma independiente o combinada y los especialistas en tratamientos de aguas, diseñan la secuencias de los procesos para reducir los diversos parámetros de contaminación. Los profesionales capacitados para lograr el mayor rendimiento posible de los procesos de una EDAR son ingenieros y licenciados con formación técnica en este campo. El conocimiento de los procesos es fundamental para llevar a cabo una precisa operación y mantenimiento de la EDAR. Los procesos de depuracion de aguas residuales pueden ser:

Curso de Operación y mantenimiento de EDARs

Procesos físicos

Los procesos físicos que suceden en una planta de depuración de agua residual, se basan en la aplicación de fenómenos físicos como son: la fuerza gravitatoria, la fuerza centrifuga, la fuerza de retención, y la fuerza de cohesión. Dentro de los procesos de una EDAR, el primero en aparecer, es un proceso físico: es el predesbaste. Pero no nos anticipemos, y veamos todos. Existen muchos tratamientos de agua que responden a los procesos físicos, entre ellos se encuentran: el desbaste de sólidos, el desengrasado, el desarenado, la sedimentación, la flotación, la evaporación, la desinfección, y la absorción.  

Procesos químicos

Los procesos químicos son aquellos provocados por la adición de productos químicos. En ocasiones es conveniente el empleo de reactivos químicos para provocar reacciones químicas que favorecen la eliminación de la contaminación. Relacionados con los procesos químicos hay diversos tratamientos de aguas residuales como son: la floculación, la coagulación, la neutralización, la oxidación, la reducción, el intercambio iónico, la absorción, y la desinfección.  

Procesos biológicos

El proceso más complejo y también el más influyente en la eliminación de contaminantes en el tratamiento de aguas residuales es el proceso biológico. Este proceso se caracteriza por favorecer la actividad biológica de ciertas bacterias y microorganismos que se alimentan desustancias orgánicas biodegradables. Las sustancias se transforman en gases, que pueden dispersarse en la atmósfera o transformarse en tejido celular biológico que en una fase posterior sedimentará al fondo. Este proceso es el más técnico y requiere el control de los principales parámetros biológicos, y de las medidas de caudal en los distintos tramos de la EDAR. Los tratamientos basados en estos procesos de depuracion de aguas residuales son: los fangos activos, los lechos bacterianos, los lechos de turba, el lagunaje, los biodiscos, y los sistemas de filtración al suelo.  

Los tratamientos de depuración de aguas residuales

Los tratamientos de depuración de aguas residuales se diseñan para disminuir la contaminación del agua residual. Para ello se combinan de manera estudiada diversos procesos. Cada tratamiento tiene un objetivo concreto en la depuración según en la fase que se encuentre. Hay ocasiones, que la composición del agua, la circunstancias locales, o el destino final del efluente recomiendan hacer variaciones en los tratamientos convencionales. Este cometido debe realizarlo un experto en procesos de de depuración de aguas con formación específica en este área. Aun así de forma general podemos clasificar los tratamientos en tres grandes grupos:

Pretratamiento y tratamiento primario

El pretratamiento es común a todos los tratamientos de agua (depuración, potabilización y desalación). El pretratamiento es independiente del nivel de contaminación que presente el agua bruta. El pretratamiento se sitúa en la cabecera de la instalación, y su objetivo es proteger a la estación de aguas de fragmentos gruesos causantes de avería. El tratamiento primario es sitúa en primer lugar porque elimina elementos presentes en las aguas, que dañan las maquinas e impiden un tratamiento más fino en la EDAR. El tratamiento primario de una EDAR tiene como objetivo fundamental la eliminación de los sólidos flotantes, los sólidos en suspensión, las arenas, las grasas, y los aceites. En el tratamiento primario de una EDAR encontraremos: desbaste de sólidos, desarenador, desengrasador, decantación primaria y lagunaje anaerobio. El proceso más empleo es físico.

Tratamiento secundario

Curso de Operación y mantenimiento de EDARs

Habitualmente, se trata de tratamientos biológicos, que suceden en la línea de agua al tratamiento primario de una EDAR. Su objetivo fundamental es la eliminación de la materia orgánica. Es un tratamiento muy complejo, pero que logra unos rendimientos de eliminación de la materia orgánica de hasta un 90 %. En este tipo de tratamiento encontraremos: los fangos activos, los reactores secuenciales, el lagunaje facultativo, las lagunas aireadas, los lechos de turba, y los biodiscos.

Tratamiento terciario

Los tratamientos terciarios, además de lograr una disminución de sólidos en suspensión y materia orgánica residual, su gran aporte en la eliminación de agentes patógenos. Este tratamiento disminuye notablemente los coliformes fecales y los coliformes totales. Esta recomendado para reutilizar el agua para el riego de jardines públicos sin causar ningún riesgo a la salud humana. Los tratamientos terciarios, también se les conocen como tratamientos avanzados. El tratamiento terciario requiere un influente de cierta calidad, por eso, se ubica posteriormente al tratamiento secundario. Perteneciendo al tratamiento terciario podemos encontrar: procesos específicos de eliminación de nitrógeno, procesos de eliminación de fósforo, biodiscos y lechos bacterianos, filtros verdes, microfiltración, ultrafiltración, ozonización, y desinfección por ultravioleta.

 

CURSOS DE DEPURACIÓN DE AGUAS RECOMENDADOS

Envíame más artículos como este

6 + 11 =

David Nuevo
Últimas entradas de David Nuevo (ver todo)