Las actuaciones en sostenibilidad en España comienzan en febrero de 2021. El primer hito destacable es la publicación de la Estrategia de Almacenamiento Energético. Este documento plantea también oportunidades e iniciativas de gran interés. Sin embargo, las medidas normativas están sin concretar. Por eso aun tendremos que esperar ante las primeras señales para los inversores y operadores potenciales de las instalaciones de almacenamiento. Tampoco está claro para el desarrollo de una industria nacional asociada a estas tecnologías.

La conclusión de sostenibilidad en España es que tenemos un marco estratégico que debe permitir avanzar en la transición hacia un modelo energético más eficiente y sostenible. Existen buenos profesionales como ingenieros ambientales que impulsarán el avance de la sostenibilidad en nuestro país. Sin embargo, es imprescindible traducir esta estrategia en medidas concretas. Estas favorecerán las señales correctas de actuación a inversores, operadores y consumidores.

No obstante, analicemos las actuaciones más destacables del año anterior.

Curso de gestion ambiental online especialista

Cronología de actuaciones de sostenibilidad en España

En enero de 2020 se abrió el período de consulta pública del estudio ambiental estratégico del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. Se aprobó definitivamente en junio. Este Plan debería ser la guía de actuación para desplegar los fondos europeos en materia energético-ambiental.

En octubre de 2020, se aprobó la hoja de ruta del hidrógeno. Este plan establece una preferencia clara por el hidrógeno verde y por su utilización cerca de las instalaciones de consumo. El documento sigue los elementos fundamentales de la estrategia europea del hidrógeno. Plantea muchas iniciativas interesantes, aunque desgraciadamente muestra poca concreción. Expone actuaciones puntuales con horizonte a 2030.

Ese mismo mes se presentó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Las propuestas tratan de: rejuvenecer nuestro tejido productivo, estimular la competitividad de la industria, impulsar la I+D, reforzar los sectores estratégicos, implantar una agenda de reformas estructurales. Además quieren hacerlo de forma alineada con la descarbonización y la digitalización. Sin embargo, una vez más, no se realizan propuestas concretas.  Las únicas propuestas concretas que se formulan son precisamente las más cuestionables. Dado el volumen tan elevado de fondos a invertir, es necesario definir con precisión mediante proyectos de ingeniería ambiental. Sólo así se cumplirá el objetivo de transformar y descarbonizar nuestra economía, sentando las bases para la sostenibilidad futura.

Por otra parte, en noviembre se aprobó la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo 2050. A partir del escenario objetivo establecido por el PNIEC, se plantean las líneas maestras para alcanzar la neutralidad climática en 2050. La estrategia está basada en la utilización masiva de energías renovables y en el ahorro energético. Estas permitirán reducir las emisiones hasta un 90%. El resto se plantea la compensación de huellas de carbono por medio de sumideros naturales.

Fuente: Observatorio de energía y sostenibilidad en España

Cursos de formación para ingenieros y consultores ambientales

Calendario de cursos de ingeniería ambiental
TECPA