Sistemas de climatización aire-aire expansión directa sin recuperador de calor

Las soluciones más comunes para este tipo de sistemas, en los que no es necesaria la instalación de recuperador de calor, son:

1. Sistema mixto independiente con ventilación con y sin tratamiento térmico

Se trata de un sistema formado por dos subsistemas independientes: el sistema de ventilación aporta aire del exterior, tratado térmicamente o no, y lo impulsa en el local, de manera independiente a las unidades terminales de climatización, que tratan el aire interior.
En este caso, las unidades terminales de deben diseñar teniendo en cuenta las cargas de la ventilación. Además se deberá asegurar la correcta distribución del aire de ventilación. La unidad de tratamiento del aire, puede tratar el mismo térmicamente, para resolver la carga que hay que vencer en las condiciones extremas de invierno y verano, simplemente atemperándolo o bien hasta igualar las condiciones interiores; también puede ser una resistencia eléctrica que actúen en invierno.

2. Sistema mixto con ventilación conectada a las unidades interiores

Se trata de un sistema en el que el aire de ventilación está conectado a la aspiración de las unidades terminales interiores siempre que el caudal de aire del primero no sea muy superior al de las unidades terminales. La solución consiste en limitar a un porcentaje del caudal impulsado por la unidad, la cantidad de aire exterior que pueda entrar en los equipos.

3. Sistemas mixto con equipo compacto

Consiste en utilizar un equipo compacto de climatización, y no partido (split). En este caso, dicho equipo toma y expulsa el aire por la fachada del local. También incorpora una unidad de ventilación debido a las pérdidas de presión en el equipo compacto.

4. Sistema todo aire

En el sistema todo aire, existe un único equipo que realiza el tratamiento térmico y el filtraje del aire de ventilación tomado desde el exterior, y previamente a su impulsión en el interior del local. La unidad de climatización interior va directamente conectada a la unidad de tratamiento del aire.
Es fundamental instalar una sonda de CO2 en el circuito de retorno para garantizar que la ventilación se realiza adecuadamente y de manera suficiente. Por otro lado, la instalación de una sonda de temperatura del aire exterior permite la realización de enfriamiento gratuito o free-cooling.

Sistemas de climatización aire-aire expansión directa con recuperador de calor

Las instalaciones térmicas incorporarán subsistemas que permitan el ahorro, la recuperación de energía y el aprovechamiento de energía residual. Esto es lo que dice el RITE en artículo 12. Eficiencia energética, apartado 5. Por otro lado, en su IT 1.2.4.5.2, el RITE obliga a instalar un recuperador de energía del aire expulsado, en aquellos sistemas de climatización de los edificios, en los que el caudal de aire expulsado al exterior mecánicamente, sea superior a 0,5 m³/s (IT 1.2.4.5.2).
Cuando se instale recuperador de calor hay que conducir la extracción del aire, e instalar un controlador del sistema para que el ahorro en emisiones de CO2 mediante el recuperador de calor sea superior en emisiones de CO2 debidas al consumo eléctrico de los ventiladores. En estos sistemas todo aire existe la opción de instalar un sólo equipo que asuma las dos funciones de filtrar el aire antes de impulsarlo, así como tratarlo térmicamente.

1. Sistema mixto independiente

Está formado por dos subsistemas indendientes: un subsistema de una o varias unidades terminales interiores (cassette o por conductos) conectadas a una o varias máquinas exteriores; y un subsistema de tratamiento del aire que incorpora el recuperador de calor. Existen rejillas de impulsión y extracción de aire, independientes de las tomas para impulsión y toma de aire del aire climatizado.

2. Sistema mixto con ventilación conectada a las unidades interiores

El sistema está formado por una máquina de tratamiento de aire (incorpora recuperador) que toma el aire de ventilación (impulsado), y se conecta a la aspiración de las unidades de conductos. De esta manera el aire que entra al local se climatizado por la unidad terminal, y de ahí se distribuye para ser repartido en el local donde se impulsa.
Existe un retorno que vuelve a ser climatizado por un lado, y otras rejillas de extracción para expulsar el aire hacia el exterior, pasando previamente por el recuperador.
Las limitaciones de este sistema puede ser que las unidades terminales no sean capaces de impulsar el caudal de aire necesario para la ventilación. También se deberá estar atento a que no se genere demasiada presión en la conexión de la aspiración de las unidades terminales, al caudal de aire que entra desde el exterior debido a la ventilación (compuertas o variador de frecuencia del ventilador del recuperador).

3. Sistema todo aire

Se trata de un sistema más compacto ya que se utiliza un único equipo para climatizar el local. Es un sistema muy recomendable en locales de alta ocupación en los que se puede climatizar únicamente con el sistema de ventilación, por lo que la carga térmica debida a ventilación es superior al resto de cargas térmicas. La unidad exterior de climatización está conectada a la unidad de tratamiento del aire, que trata térmicamente el aire de impulsión, después de pasar por el recuperador.

Fuente: IDAE

CURSOS RECOMENDADOS

Consulta las fechas del próximo curso en el calendario. Si deseas más información rellena el formulario.

Deseo recibir la newsletter de forma gratuita

5 + 12 =