La restauración ambiental de zonas dañadas es el proceso de reducir, mitigar e incluso reparar los daños producidos en el medio físico para volver a la estructura, funciones, diversidad y dinámica del ecosistema original.

Esta actividad no es sencilla, por ese motivo requiere un conocimiento técnico elevado y una buena gestión de proyectos ambientales.

El trastorno de déficit de naturaleza fue mencionado por primera vez en el 2005 en el libro “Last Child in the Woods” escrito por Richard Louv, donde explica los problemas físicos y mentales que manifiestan los seres humanos por el uso excesivo de tecnología y la disminución de tiempo en contacto con la naturaleza. La ruptura en la relación del hombre con la naturaleza desde pequeños nos afecta más de lo que creemos, no sólo en el aspecto ambiental sino en el desarrollo psicosocial. 

La restauración ambiental

Como hemos dicho anteriormente, un proyecto de restauración ambiental sirve para definir una actuación encaminada a ayudar a la recuperación de un ecosistema que ha sido dañado o destruido. El profesional que diseña y supervisa este tipo de actuaciones es el ingeniero ambiental. Su labor sirve para iniciar o acelerar una vía ecológica hacia un estado natural previo a la intervención antrópica.

La restauración ecológica tiene como objetivo un ecosistema resiliente y autosostenible con respeto a la estructura, composición y función de las especies. Además de integrarse en un paisaje más amplio y apoyar los medios de vida sostenibles.

Muchos ecosistemas naturales son un producto de esfuerzos durante períodos de tiempo muy largos. Por consiguiente, la restauración ecológica necesita la participación de comunidades locales dependientes de recursos. En este sentido, la restauración ecológica apoya los esfuerzos de conservación y el desarrollo sostenible en todo el mundo.

Hay dos grandes desafíos involucrados en la realización de la restauración ecológica. Una es cómo restauración en grandes superficies dañadas. Por ejemplo, la restauración de una zona degradada después de un incendio. El segundo desafío consiste en equilibrar equitativamente las compensaciones entre la mejora de la conservación de la biodiversidad y las mejoras en el bienestar humano.

Los principios de restauración ambiental

Existen catorce principios de restauración ambiental basados en experiencias previas a lo largo de varias décadas. Estos principios son coherentes tanto en el alcance como en la intención del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Los principios de restauración ambiental son:

Ecosistemas

❎ Incorporación de la variación espacial biológica y ambiental en el diseño.

❎ Permitir enlaces dentro del paisaje más grande.

❎ Enfatizando la reparación del proceso sobre el reemplazo estructural.

❎ Permitir tiempo suficiente para que se reanuden los procesos de autogeneración.

❎ Tratamiento de las causas en lugar de los síntomas de degradación.

❎ Incluir protocolos de monitoreo para permitir la gestión adaptativa.

Antrópicos

❎ Garantizar que todas las partes interesadas sean plenamente conscientes de toda la gama de posibles alternativas, oportunidades, costos y beneficios ofrecidos por la restauración.

❎ Capacitar a todas las partes interesadas, especialmente a los usuarios de recursos privados de derechos.

❎ Involucrar a todos los sectores relevantes de la sociedad y las disciplinas, incluidos los desplazados y los impotentes, en planificación, implementación y monitoreo.

❎ Involucrar a las partes interesadas pertinentes en la definición de límites para la restauración.

❎ Aplicación de técnicas y conocimientos, innovaciones y prácticas locales.

❎ Proporcionar beneficios a corto plazo que conduzcan a la aceptación de objetivos a largo plazo.

❎ Prever la generación de bienes y servicios ecosistémicos.

❎ Viabilidad económica en un marco de sostenibilidad social.

Curso de gestion ambiental online especialista

Un caso de éxito en restauración ambiental internacional

Un gran ejemplo es el proyecto de restauración del Río Cheonggyecheon en Seúl, Corea del Sur. Cheonggyecheong es un río de 5.8 km de largo en el centro de Seúl. En los años 50s, éste se convirtió en una zona contaminada debido a la llegada de inmigrantes y la invasión de asentamientos informales que lo utilizaban como alcantarilla. Para 1958, el río fue cubierto de hormigón y a inicios de 1970 se demolieron las viviendas a lo largo de la orilla para construir una autopista de 16 metros de ancho.
El fracaso ambiental de esta obra civil fue evidente en muy poco tiempo. La estructura no permitía el tránsito de grandes vehículos y era un punto de congestión vial que generaba un deterioro en la calidad del aire. Además, la autopista perpetuaba los prejuicios y la división social de la zona sur y la zona norte de la ciudad.
La solución propuesta fue una gran restauración ambiental. Además, se creó un espacio en donde se encontraran los ejes económico, ambiental y social. Se construyeron vías peatonales para conectar las orillas con las instalaciones culturales cercanas, se ampliaron las calles y se mejoraron las señalizaciones para incentivar al transeúnte.
La restauración ambiental resultó en un gran crecimiento económico en el centro de la ciudad. Los beneficios de esta restauración fueron claros: se mejoró el sistema de transporte púbico, se disminuyó la temperatura en suelos y superficies cercanos al canal, se incrementó exponencialmente el turismo, así como las actividades culturales y recreativas y se incrementó la flora y fauna en la zona. La recuperación y creación de lugares verdes dentro de las ciudades ofrece espacios comunitarios para disminuir el estrés, fomentar la actividad física y la interacción social, además de ser una herramienta para aliviar la desmedida urbanización.
La restauración del Río Cheonggyecheon es a la vez una restauración ambiental y un modelo de renovación urbana. Seúl pudo transformar kilómetros de pavimento, contaminación y polarización social en un centro de encuentro cultural y desarrollo económico basado en la conservación. Los parques y áreas verdes urbanas son pulmones que alimentan de oxígeno a las ciudades y pueden no sólo mejorar la estabilidad emocional y física del hombre, sino que también fungen como un punto de creación de valor ambiental dentro de la población.

curso de diseño de jardines

La restauración ambiental en España

Según el Ministerio de Transición Ecológica, en España se ha trabajado mucho durante los últimos años en acciones de restauración ambiental. En los últimos años, se ha dado un especial énfasis a la restauración ambiental de humedales.

Un estudio del ministerio afirma que la superficie mínima total de humedal rehabilitada en los últimos 25 años ronda las 18.000 hectáreas. Esto implica que se ha podido llegar a recuperar algo más del 13% de la superficie húmeda existente.

Como ejemplos concretos de actuaciones llevadas a cabo relacionadas con la conservación de los humedales podemos señalar:

❎ La regulación de los caudales y la calidad del agua que entran en la Albufera de Valencia para intentar revertir los problemas de eutrofización

❎ El control e inspección sobre usos ilegales del agua llevado a cabo por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para eliminar presiones sobre los acuíferos que nutren al parque nacional de Doñana

❎ Actuaciones en el Mar Menor, diseñadas a medio plazo para revertir la situación de colapso ecológico de esta gran laguna.

Los proyectos de restauración ambiental de zonas degradadas en Castilla La Mancha

Estos proyectos buscan la revitalización de las comarcas, donde en su día la extracción de estos minerales jugó un papel decisivo en su desarrollo económico y social. Con el paso del tiempo, cayeron en desuso, viendo cómo se degradaban las zonas donde se asentaban estas minas.

Este año hemos visto como se ha sacado a licitación importantes proyectos de restauración de zonas degradadas en Castilla La Mancha. Concretamente se han destinado 11 millones de euros. Estos se han repartido de la siguiente forma: 3 millones de euros para revitalizar el enclave de la antigua mina de caolín de Santa Cristina en Peñalén, y más de 8 millones de euros para la reconversión minera en Puertollano.

Los proyectos de Puertollano buscan mejorar los servicios para favorecer el tejido empresarial, a la vez que se potencia la creación de un carril bici que unirá el casco urbano con la Dehesa Boyal.

La restauración ambiental de la antigua mina Santa Engracia en Peñalén

Este proyecto se diseña para recuperar una zona degradada por una antigua explotación minera de caolín. Esta mina afecta indirectamente al cauce del rio Tajo en sus tramos iniciales.

Un segundo objetivo, será replicar posteriormente los resultados de la restauración de esta zona del Alto Tajo en Lousal (Portugal).

Esta actuación está relacionada con el proyecto Life Ribermine. El Proyecto se inició en septiembre de 2019 y tiene prevista su finalización en marzo de 2024.

Este proyecto de restauración de zonas degradadas busca revitalizar el espacio de la antigua mina. También, recuperar su paisaje para restaurar la cuenca fluvial en esta zona del Alto Tajo. El proyecto de ingeniería ambiental mejorará la calidad del agua, y el hábitat físico, químico y biológico de la zona, que fue afectada anteriormente por las extracciones de caolín de la antigua mina.

 La restauración ambiental en Puertollano

El objetivo de la restauración ambiental en Puertollano es recuperar es recuperar zonas dañadas. Se ha proyectado el acondicionamiento de los polígonos industriales, y revitalizar zonas históricas para que puedan ser disfrutadas por los ciudadanos. Se pretende favorecer hábitos de vida saludables con el carril bici. La actuación también incluye mejora de los caminos, iluminación, desbroce, y señalización.

Formación para ingenieros del medio ambiente

cursos de ingeniería ambiental
Curso de Depuración de aguas residuales
curso de energias renovables

Otros articulos de ingeniería ambiental

Proyectos de restauración ambiental

La restauración ambiental de zonas dañadas es el proceso de reducir, mitigar e incluso reparar los daños producidos en el medio físico para volver a la estructura, funciones, diversidad y dinámica del ecosistema original. Esta actividad no es sencilla, por ese motivo...

La huella hídrica en energía renovable

Actualmente, una gran parte de la generación de energía de Europa depende en gran medida de la disponibilidad de agua. Se utilizan cantidades considerables de agua en la generación de energía hidroeléctrica y las centrales térmicas requieren agua para su...

La huella de carbono en eventos

Reducir la huella de carbono en eventos Como todo proyecto ambiental es fundamental tener una buena información. El informe nos aporta claridad para interpretar los datos y proponer medidas. Cada organización de eventos es especial. Sin emabrgo, te proponemos varias...
TECPA