Durante la operación y mantenimiento de una EDAR surgen multitud de problemas a diario. El jefe de planta es el máximo responsable de solucionarlo y para ello contará con la ayuda de su equipo y por los recursos materiales de la EDAR.
El equipo de personal que integra una EDAR está formado por un jefe de planta, jefe de laboratorio, jefe de mantenimiento y operadores. El número de personas que forman el equipo es variables y está determinado por el tamaño de la EDAR y su complejidad técnica.
En estaciones depuradoras de aguas residuales de tamaño grande suelen incorporarse al equipo otros perfiles como: responsable de seguridad y salud, responsable de calidad y medio ambiente, y adjunto al jefe de planta.
El conjunto del personal dedicado a la operación de la EDAR tiene como principal objetivo lograr alcanzar una calidad del efluente superior a lo especificado en el contrato de la explotación. Esto no es tarea fácil. Si bien son muchos los problemas que pueden surgir, en este articulo, vamos a tratar algunos de los más habituales

Bulking en EDARs

El Bulking es una de las patologías más frecuentes en las depuradoras de aguas residuales, hasta el punto de aparecer en el 50% de las EDARs en España de forma temporal o permanente.
Un fango voluminoso es aquel que posee malas características de sedimentación y de compactibilidad. Los tipos principales de fango voluminoso son: el fango creado por el crecimiento de organismos filamentosos, y el fango originado por el agua ligada al flóculo, donde las células bacterianas que lo componen se inflan por la adición de agua hasta tal punto que reducen su densidad y no sedimentan.

Las causas del bulking en EDAR

Las causas principales causas del bulking en una depuradora de aguas residuales son:

  • las características físicas y químicas del agua residual: fluctuaciones del caudal, pH, temperatura, grado de septicidad, contenido de nutrientes y naturaleza de los componentes
  • las limitaciones del diseño de la EDAR: capacidad de suministro de aire, diseño del clarificador, limitaciones de la capacidad de bombeo del fango de retorno, formación de cortocircuitos y un mal grado de mezclado
  • la mala operación de la planta: escasez de oxígeno disuelto en el tanque de aireación, sobrecarga de materia orgánica de los tanques de aireación y operación del decantador secundario

Soluciones para reducir el bulking en una depuradora de aguas residuales

Algunas de las soluciones recomendadas son:

  • Reducir el pH: un pH ligeramente bajo, de 6 a 6,5, favorece el bulking, mientras que el pH alto, de 8,5 a 9,5, disminuye el riesgo.
  • Adición de floculantes: con esta medida se busca favorecer la sedimentación del fango. Se suele emplear cloruro férrico, sulfato de alúmina o polielectrolitos.
  • Adición de inhibidores: los más aplicados son el cloro, el ozono o el peroxido de hidrogeno. Esta medida es más peligrosa por lo que e deben aplicar previamente las anteriores, y dejarla como último recurso. Tiene varios inconvenientes, como la peligrosidad de la operación, y la fragmentación de las filamentosas, que requieren varios días hasta su eliminación total.

Nocardia en EDAR

En EDAR con tratamiento de fangos activados es frecuente la aparición de una espuma viscosa marrón. Esta capa de espuma puede cubrir los tanques de aireación y los decantadores secundarios La formación de esta espuma está asociada a la presencia de un organismo filamentoso de crecimiento lento del grupo de los actinomicetos, normalmente de la familia Nocardia. Esta patología frecuente en depuradoras de aguas residuales provoca problemas de seguridad, efluentes de baja calidad y malos olores.

Causas de aparición de Nocardia en EDARs

Las causas más probables de aparición de esta patología son:

  • Concentraciones excesivas de sólidos suspendidos en el líquido mezcla debido a una purga de fango insuficiente.
  • Relaciones F/M bajas en los tanques de aireación.
  • Reaireación del fango.
  • Suministro excesivo de aire para cubrir la mayor demanda de oxigeno generada por las elevadas concentraciones de SSLM.

Soluciones para controlar la Nocardia en EDAR

  • Reducción de la edad del fango.
  • Reducción del suministro de aire para reducir el espesor de la capa de la espuma.
  • Implantación de instrumentación para controlar el crecimiento de organismos filamentosos.
  • Inyección de un aditivo químico para provocar la mutación o eliminación de la bacterias.
  • Cloración del fango de retorno.

El método más recomendado para el control de la Nocardia es la reducción de la edad de fango.

Otra información relacionada

Medidas de prevención en una EDAR

Decantación primaria en una EDAR

Los procesos de una depuradora de aguas residuales

CURSOS RECOMENDADOS

Consulta las fechas del próximo curso en el calendario. Si deseas más información rellena el formulario.

Envíame más artículos como este

7 + 11 =

TECPA