Seleccionar página

Las cubiertas vegetales, también conocidas como techos verdes, son aquellas superficies de cubierta, total o parcialmente ocupadas por vegetación.

Nacieron hace miles de años, y entre los más famosos se encuentran los Jardines colgantes de Babilonia, considerados una de las siete maravillas del mundo antiguo, en los que se plantaban árboles y plantas sobre los bloques y muros de piedra impermeabilizados con cañas y brea. 

Jardines colgantes de Babilonia

Jardines colgantes de Babilonia

 

Siglos después, se inició en Islandia una práctica en la construcción de viviendas en la que los tejados se cubrían de hierba y los gruesos muros se hacían intercalando panas de hierba entre las capas de piedra. Con este método se lograba el aislamiento térmico, haciendo que las casas fueran cálidas en invierno y frescas en verano. Este sistema se hizo popular en toda Escandinavia.

La misma técnica se ha empleado también en países cálidos como Tanzania, en este caso, para proteger las casas del calor. 

Iglesia de Vidimyri, Islandia. Construída en 1834.

Iglesia de Vidimyri, Islandia. Construída en 1834.

 

Las cubiertas vegetales modernas tienen su origen en Alemania, donde se instalan desde la década de 1960 y constituyen, en general, un elemento arquitectónico importante.

Otros países que han ido implantando esta técnica son los Estados Unidos, el Reino Unido, Suiza, Austria, Japón, etc. Existiendo incluso regulaciones gubernamentales o ayudas económicas para favorecer el desarrollo en algunos de ellos. 

El Waldspirale. Darmstadt. Alemania.

El Waldspirale. Darmstadt. Alemania.

 

Sin ir más lejos, el pasado mes de septiembre, la ciudad de Copenhague (Dinamarca), característica por ser pionera en temas ecosustentables decidió implementar una ley por la que los propietarios de nuevas azoteas han de tener algún tipo de vegetación en ellas. Con esta ley se pretende mejorar el hábitat y reducir el consumo de energía. También existen planes para cubrir de vegetación las viejas azoteas de la cuidad con el fin de llegar a ser carbono neutral en 2025.

Es la segunda ciudad del mundo con una legislación de este tipo, ya que en Toronto (Canadá), esta fue aprobada por el Ayuntamiento en 2009 y se está aplicando desde principios de 2010 en todos los edificios de nueva construcción cuya superficie sea superior a 2.000 m2 y cuyo uso sea residencial, comercial o institucional. A partir de 2012 también se aplica en construcciones industriales.

 

Copenhague. Dinamarca.

Copenhague. Dinamarca.

 

El gran éxito de las cubiertas vegetales radica en la amplia variedad de beneficios que aportan.

  • Prolongan la vida útil de la cubierta, actuando como capa protectora. Como el sustrato y las plantas absorben en agua de la lluvia se reduce la escorrentía, y así el riesgo de inundaciones.
  • Filtran los contaminantes del aire, el dióxido de carbono, los metales pesados y los contaminantes del agua.
  • Mejoran la eficiencia energética del edificio. La cubierta soporta grandes fluctuaciones térmicas y la radiación solar, y los últimos pisos del edificio están sometidos a mayores temperaturas, en épocas calurosas, y a menores temperaturas, en invierno, que el resto del edificio. La cubierta vegetal ofrece protección frente a la radiación solar y, gracias a la inercia térmica de la tierra, esta tiene un efecto amortiguador de la temperatura, reduciendo así las entradas y salidas de energía a través de la cubierta vegetal. Este efecto produce un aumento de las condiciones de confort y, a largo plazo, el ahorro energético por climatización.
  • Suponen una barrera acústica, ya que el sustrato aísla los sonidos de baja frecuencia, y el tapiz vegetal los sonidos de alta frecuencia.
  • Se pueden convertir en un espacio de recreo y cultivo de frutas, verduras, flores, etc.
  • Mejoran la estética del edificio.
  • Pueden suponer una zona de paso o hábitat para aves y microfauna, enriqueciendo y protegiendo así la biodiversidad de las zonas urbanas, mejorando sus condiciones ambientales y generando un espacio naturalizado. 
Rooftop Garden Restaurant. Nueva York.

Rooftop Garden Restaurant. Nueva York.

 

Generalmente las cubiertas vegetales se clasifican en dos categorías.

  • Extensivas. Son cubiertas que requieren un mantenimiento mínimo. La capa de sustrato es poco profunda y las especies vegetales utilizadas son musgos, herbáceas y crasas tipo Sedum, resistentes a condiciones climáticas duras.

Generan poca biomasa, así que se pueden instalar en edificios rehabilitados, ya que no suponen una carga adicional importante para la estructura.

Cubierta extensiva en la Universidad Tecnológica de Nanyang. Singapur.

Cubierta extensiva en la Universidad Tecnológica de Nanyang. Singapur.

  • Intensivas. Son cubiertas en las que se cultivan plantas grandes, e incluso árboles pequeños, pudiendo constituir verdaderos jardines en las terrazas de los edificios. Precisan un mantenimiento regular, fertilización, irrigación, podas, etc. Como requieren un sustrato de gran espesor (mínimo 152 mm), se suelen realizar en las nuevas edificaciones, cuya estructura se ha diseñado para soportar el peso de todos los elementos.
Brooklyn grange. Nueva York.

Brooklyn grange. Nueva York.

 

Una cubierta vegetal está formada por varias capas de diversos materiales, cada una de las cuales es colocada con un objetivo determinado. Desde el forjado de la cubierta hacia arriba se sitúan los siguientes componentes.

  • Membrana impermeabilizante. Se puede realizar a partir de materiales bituminosos, con un cierto contenido reciclado, como productos a partir de polietileno o caucho sintético EPDM.

A veces, la membrana impermeable incorpora un tratamiento anti-raíces, sobretodo en el caso de cubiertas intensivas, donde los sistemas radicales son más agresivos. Este tratamiento puede consistir en una membrana de polietileno de alta densidad o de asfalto modificado reforzado con poliéster y gránulos cerámicos, también puede consistir en aditivos de cobre o arsénico en la membrana impermeabilizante.

  • Aislamiento. Suele ser de poliestireno extruido, que además de sus propiedades aislantes tiene una gran resistencia a la penetración del agua.
  • Retención de agua y drenaje. Es un sistema diseñado para almacenar agua, para el abastecimiento de las plantasen épocas sin lluvia, a la vez que asegura un buen drenaje y aireación, de modo que garantiza un buen balance entre agua y aire.

El sistema se puede realizar con fibras de polipropileno reciclado o con paneles de polietileno reciclado. Puede retener el agua y los nutrientes para ser utilizados posteriormente por el sustrato situado sobre él, al que llegan por evaporación o por contacto directo las raíces de las plantas.

Esta capa dispone de agujeros que permiten la circulación del aire, la evaporación de la humedad y la ventilación del suelo y las raíces.

En otros sistemas, la capa de drenaje está formada por placas de poliestireno perforado, algún material poroso o gravilla, y su función es mejorar el control del drenaje, aunque no tiene la capacidad de retener agua. Si se quiere almacenar agua, se pueden colocar unas losas elevadas sobre unos soportes. En el espacio que queda entre las losas y la impermeabilización se almacena el agua de lluvia que se filtra por la superficie drenante. Este sistema es conocido como cubierta aljibe.

  • Filtro. Evita que el sustrato caiga sobre el drenaje y lo tapone.Puede ser un material geotextil de fibras de poliéster.
  • Sustrato. Además de ser el soporte de la vegetación en toda la superficie de la cubierta, es un medio de crecimiento diseñado para conseguir una retención de agua, permeabilidad, capacidad de aireación y resistencia a la erosión óptimas.
  • Plantas. Las plantas escogidas para la cubierta deben ser resistentes a las condiciones climáticas del lugar, actuar como tapizantes y no necesitar mucho mantenimiento, sobre todo en los sistemas extensivos.

Conviene que sean perennes para mantener la cubierta verde todo el año. En general no son favorables las plantas anuales ni vivaces, ya que, como deben reproducirse cada año, la germinación condicionará la cobertura, y durante medio año no crecerá nada en la cubierta.

En los sistemas extensivos conviene que las plantas tengan un sistema radical poco profundo. Se suelen plantar suculentas como las del género Sedum, musgos, líquenes, herbáceas autóctonas y plantas propias de climas secos.

En los sistemas intensivos no hay tantas limitaciones, y se puede incluir vegetación de todo tipo: diferentes herbáceas, césped, enredaderas, arbustos y pequeños árboles de hoja perenne.

Componentes de una cubierta vegetal.

Componentes de una cubierta vegetal.

 

Cabe destacar que, desde que comenzaron a instalarse cubiertas vegetales, numerosos edificios representativos de diversas ciudades del mundo tienen hoy sus propios techos verdes, muchos de los cuales contienen plantas autóctonas declaradas vulnerables o en peligro, sirviendo entonces estas cubiertas como reservorio de la biodiversidad.

En Suiza se encuentra uno de los techos verdes más antiguos de Europa, está en la planta de purificación de agua del lago Moos, cerca de Zurich, que fue construida en 1913. Durante el primer verano en que la planta estuvo operativa,las temperaturas fueron muy altas, y el agua contenida en los tanques se contaminó de bacterias. Para resolver el problema de la contaminación, se llegó a la conclusión de que había que enfriar los tanques durante la época estival, por ello, se extendió sobre la cubierta una capa de tierra proveniente de los prados circundantes y bajo esta, otra de grava para posibilitar el drenaje. Esta tierra contenía semillas de las flores y hierbas autóctonas, que germinaron y convirtieron la cubierta en uno de los mayores tejados verdes de Europa. En la actualidad contiene 175 especies de plantas superiores, muchas de las cuales son raras y están en peligro a nivel local y nacional. 

Planta de purificación de agua del lago Moos. Suiza.

Planta de purificación de agua del lago Moos. Suiza.

 

En Francia hay un enorme techo verde de 8.000 m2 que ha sido incorporado dentro del nuevo museo L’Historial de la Vendée que se inauguró en junio de 2006 en Les Lucs-sur-Boulogne. La cubierta del museo se compone de facetas triangulares cuyos ángulos son lo suficientemente grandes en relación con el edificio para mantener una expresividad que lo distinga del terreno natural. El relieve triangulado de la cubierta verde y sus grandes voladizos protegen las salas de exposición del sol mejorando la conservación de los materiales expuestos. 

Museo L’Historial de la Vendé, Francia.

Museo L’Historial de la Vendé, Francia.

 

El nuevo edificio de la Academia de Ciencias de California de Renzo Piano, que se encuentra en el parque Golden Gate de San Francisco, tiene un techo verde de una hectárea de vegetación nativa, designada para proteger algunas especies locales en peligro. Está cubierto con 1,7 millones de plantas autóctonas y con la forma ondulante simulando a la de las colinas de San Francisco. Este “techo viviente” cumple la función de mantener fresco el interior del edificio  y a la vez de recoger unos 13 millones de litros de agua al año que se reutiliza en gran parte para uso del museo. 

Academia de Ciencias de California. San Francisco.

Academia de Ciencias de California. San Francisco.

 

El Leed Platinum Vancouver Convention Center, abierto en 1986 y ampliado en 2010 para los Juegos Olímpicos de Invierno,  tiene el techo verde más grande de Canadá. Posee una cubierta de 5 acres (20.234 m2) ajardinada con más de 400.000 plantas autóctonas, proporcionando un hábitat natural para las aves, pequeños mamíferos e insectos de la zona. 

Vancouver Convention Center. Canadá.

Vancouver Convention Center. Canadá.

 

La mayor demanda de productos de especialidad para la creación de jardines en cubiertas y azoteas ha sido y es tendencia en jardinería en los últimos tiempos, ya que en las grandes ciudades a veces es difícil disponer de nuevos espacios para la jardinería. Por ello, la posibilidad de ajardinar en terrazas, cubiertas de edificaciones, patios y azoteas es una opción que favorece el aumento de áreas verdes urbanas.

Las numerosas ventajas de las cubiertas vegetales las convierte en una preferencia que va en aumento,y la planificación y creación de este tipo de espacios verdes está cada vez más en la mente de un amplio grupo de profesionales del sector de la jardinería, el paisajismo, la arquitectura y el medio ambiente, constituyendo una oportunidad laboral interesante y con futuro.

Por Almudena Hernando Rubio

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Automatización del sistema de riego en un jardín

Elegir una bombilla LED para casa

CURSOS RELACIONADOS

Diseño de jardines verticales y cubiertas vegetales

Diseño de jardines: criterios y cálculos hídricos

Experto en diseño de jardines

Consulta las fechas del próximo curso en el calendario. Si deseas más información rellena el formulario.